El Rey del Norte

Y en el tiempo de[l] fin el rey del sur se envolverá con él en un empuje, y contra él el rey del norte” -Daniel 11:40-

King-of-the-north-ibookDesde la desenintegración de la Unión Soviética hace más de veinte años, los testigos de Jehová se encuentran muy confundidos respecto a la identidad del profético rey del norte. Esto es lo que nos dice la Sociedad Watchtower respecto a esto:

Con la desintegración de la Unión Soviética en 1991, el rey del norte sufrió un gran fracaso. ¿Quién será el rey del norte que cumplirá la profecía de Daniel 11:44,45? ¿Se identificará a este rey con países que fueron miembros de la Unión Soviética? ¿Cambiará por completo su identidad; tal y como lo ha hecho en el pasado? ¿Será que tal vez el desarrollo de nuevas potencias nucleares resultará en una nueva carrera armamentista que nos permitirá identificar al nuevo rey? Solo el tiempo responderá esa pregunta, y por eso es sabio no especular. Cuando el rey del norte comience su campaña final, el cumplimiento de la profecía podrá discernirse claramente por aquellos que conocen las Escrituras”.

En realidad, el rey del norte no ha sufrido ninguna “gran derrota” con la desaparición de la URSS; tal y como el comentario Prestemos Atención a la Profecía de Daniel nos quiere hacer creer. Según la profecía de Daniel, el rey del norte tiene éxito. Es el rey del sur quien sufre una gran derrota; exactamente lo opuesto a lo que enseña la Sociedad. Además de eso, esa organización afirma que el tiempo del fin comenzó en 1914, y supuestamente la profecía de Daniel fue revelada en ese año.

Pero si ese es el caso, y si la profecía de Daniel fue revelada o abierta hace un siglo, ¿Por qué los testigos de Jehová aun se encuentran en la oscuridad respecto a la identidad del rey del norte? ¿Por qué debemos esperar a que el tiempo nos provea esta respuesta? ¿Por qué debemos esperar hasta que el rey del norte inicie “su campaña final” antes que podamos discernir la verdad en este asunto? ¿Se trata esto de una nueva “visión de doble cara” de los estúpidos profetas?

En vez de abstenernos de especular sobre la identidad de dicho rey, tal vez sería bueno preguntarnos si en realidad la URSS y Alemania fueron alguna vez el rey del norte. Sí, en vista del vergonzoso hecho que la interpretación de esa organización nos ha llevado a un callejón sin salida que hace imposible un entendimiento realista de los acontecimientos políticos de la actualidad a la luz de las Escrituras, es vital reevaluar nuestras antiguas creencias y establecer un nuevo paradigma que nos permita anticipar de mejor manera la revelación de la profecía de Daniel durante el tiempo del fin.

Para localizar mejor al rey del norte, es bueno que comencemos con Daniel 11:20-22, donde leemos: “Y tiene que ponerse de pie en la posición suya uno que esté haciendo que un exactor pase por el reino espléndido, y en unos cuantos días será quebrantado, pero no en cólera ni en guerra”.

La interpretación de la Sociedad Watchtower parece ser correcta, pues en ese momento de la historia el rey del norte es Cesar Augusto;el primer emperador de Roma. Augusto Cesar ordenó que se llevara a cabo un censo aparentemente con el propósito de cobrar impuestos, así como para reclutar hombres para sus tropas; por lo tanto, llegó a ser “el extractor que pasa por el reino espléndido” de Judea. Poco tiempo después él murió de muerte natural.

Después de él siguió Tiberio Cesar, el cual es mencionado por nombre en el evangelio de Lucas en conexión al bautismo y ungimiento de Jesús. Daniel nos dice lo siguiente respecto al sucesor de Cesar Augusto:

“Y tiene que ponerse de pie en la posición suya uno que ha de ser despreciado, y ciertamente no pondrán en él la dignidad del reino; y realmente entrará durante un tiempo libre de cuidados y se asirá del reino por medio de melosidad.”

La interpretación de la Sociedad parece correcta, sin embargo, no podemos decir con claridad por qué a él “ellos no le otorgaron la dignidad del reino”. La Sociedad comenta que tal vez la dignidad del reino de Judea Fue puesta sobre él de manera involuntaria después que los otros posibles sucesores hubieran estado muertos”. Tal vez sea posible que la dignidad del reino de Judea no haya sido otorgada sobre Tiberio, puesto que los judíos odiaban y despreciaban a los romanos invasores, incluyendo a Poncio Pilato, quien había sido nombrado por Tiberio como gobernador de Jerusalén. Los registros históricos judíos muestran numerosos casos en que Pilato ofendió las sensibilidades religiosas de los judíos.

En una ocasión Pilato casi causó una insurrección al colocar insignias romanas en Jerusalén,-insignias que recordaban a los judíos la odiosa presencia de la Roma imperialista-. Los judíos desafiaron la autoridad de Poncio Pilato al no reconocer la dignidad de él como funcionario nombrado por Tiberio y exigieron que dichas insignias fueran removidas de la ciudad santa. Pilato ordenó que sus soldados amenazaran a los judíos pero ellos no dieron marcha atrás; aun a riesgo de ser ejecutados. Pilato terminó quitando las insignias romanas.

En otra ocasión Pilato colgó unos escudos en el palacio de Herodes en honor al emperador. Los judíos se sintieron ofendidos y exigieron a Tiberio que esas insignias fueran removidas. Pilato también cedió a estas exigencias. Por lo tanto, es posible que de esta forma Tiberio se haya granjeado a los judíos al imponer su autoridad sobre Pilato, y así lograr el dominio del reino “por medio de palabras melosas.”

Para el tiempo de Jesús los líderes del reino judío ya habían sido seducidos y juraban su lealtad a Tiberio, al decir, “no tenemos más rey que Cesar”. Por lo tanto, no fue solamente el reino judío quien llegó a estar bajo el dominio del rey del norte por medio de palabras melosas, sino que también lo llegó a estar todo el lugar donde nació el cristianismo original.

El versiculo 22 nos dice lo siguiente acerca del rey del norte romano: “Y en lo que respecta a los brazos de la inundacion, serán inundados, por causa de él serán quebrantados; como lo será también el Caudillo del Pacto”. Aunque el “Caudillo del Pacto” es sin duda alguna el Señor Jesucristo,  ¿quiénes son esos brazos de la inundación que serán inundados por él?

La interpretación de la Sociedad Watchtower parece estar equivocada en este aspecto:

En lo que respecta a “los brazos de la inundación” -las fuerzas militares de los reinos circundantes-, el ángel dijo que serían inundados y quebrantados. Cuando Tiberio se convirtió en el rey del norte, su sobrino, Germanico, comandaba las tropas romanas destacadas en el río Rin. En el año 15, Germanico dirigió sus fuerzas contra el Heroe GermanoArmino y obtuvo algunos triunfos. Sin embargo, estas victorias parciales fueron muy costosas, y Tiberio suspendió las operaciones en Germania. En lugar de eso, él optó mas bien, por impedir la unificación de sus tribus, instigando la guerra civil entre ellas. En materia de política exterior él generalmente adoptó una postura defensiva y dirigida a consolidar fronteras. Esa táctica resultó bastante eficaz, de manera que “Los brazos de la inundación” fueron dominados y quebrantados.”

Según la Sociedad Watchtower, “los brazos de la inundación” fueron los ejércitos germanos hostiles a Roma en la parte norte del imperio. Sin embargo, si analizamos detenidamente esta fraseología hallamos que aparentemente la Sociedad Watchtower nos dice que las fuerzas germanicas son al mismo tiempo los brazos de la inundación”, así como aquellos que “son inundados.” Pero, ¿Cuán razonable es esto? La Sociedad Watchtower no ofrece explicación a cómo los brazos de la inundación son inundados.

También parece ser que es injustificable el hecho que el pronombre “ellos”; es decir, los que son inundados, sea una referencia a los germanos, puesto que no se hace mención de ellos en el contexto inmediato. Si consideramos que el contexto de la profecía nos habla de lo que habría de ocurrir en el “reino espléndido” en conexión al Caudillo del Pacto que habría de ser quebrantado por el rey del norte, todo parece indicar que el pronombre “ellos” aplica a los judíos. Es muy poco probable que el ángel hiciera mencion a una oscura batalla entre ejércitos germanos y romanos y que a esta batalla se le diera la misma importancia que el ángel dio a la ejecución del hijo de Dios.

Siempre debemos recordar que la mejor manera de interpretar la Biblia es permitiendo que la Biblia se interprete a sí misma. Por ejemplo, el capítulo 8 de Daniel se refiere al lugar santo judío, -el reino espléndido-, y al pueblo que sigue al Caudillo; pueblo que es inundado y desolado por la cosa repugnante después que el Mesías ha sido cortado. Este es el mismo tema del que hablamos cuando cuestionamos el versiculo que tiene que ver con el rey del norte. Por lo tanto, es razonable pensar que “ellos”; es decir, los que son inundados y “quebrantados” en Daniel 11:22 son los residentes del “espléndido reino”, los cuales rechazaron al “Caudillo del Pacto.” La inundación vino por medio de desolación y destrucción como ya sabemos, y esto sucedió en el año70 E. C. cuando los romanos; bajo la dirección de Tito, destruyeron Jerusalén.

Es evidente pues que la identidad del rey del norte no se limita a un solo individuo, así como a Tiberio. Sin embargo, debido a que la profecía incluye acontecimientos que son puestos en marcha por reyes individuales como Tiberio, debemos reexaminar este aspecto de la profecía, pues esta nos lleva más allá del reino e influencia del odiado y desprestigiado sucesor de Augusto. El comentario de la Sociedad respecto a estos versiculos también debe revisarse.

“Y AL ALIARSE CON ELLOS”

El comentario de la Sociedad Watchtower que viene en el libro “Prestemos Atención a la Profecía de Daniel”, interpreta esta profecía diciéndonos que ésta aplica a los asuntos internos del sistema político romano. El “aliarse con ellos” nos dice que significa una alianza con el senado romano. Nuevamente, no hay razón para que de manera tan arbitraria se adjudique el pronombre “ellos” a una entidad como el senado romano. El contexto nos habla de “ellos”; es decir, de los que son inundados por él.

Por lo tanto, parece ser que lo que la profecía nos está diciendo es que los judíos se aliaron con el imperio romano. Pero, ¿Cómo podría ser esto así? Bueno, dejemos que sean las Escrituras las que nos lo digan:

El Salmo 2 es una profecía mesiánica, la cual los apóstoles usaron en el primer siglo para advertir a los seguidores de Jesús acerca de la conspiración anti-cristo que se desarrolló durante esos días entre los líderes judíos y el imperio romano. Hechos 4:26-28 en una oración inspirada a Dios, y dice:

“los reyes de la tierra tomaron su posición y los gobernantes se reunieron en masa como uno solo contra Jehová y contra su ungido. De veras, pues, tanto Herodes como Poncio Pilato con los hombres de las naciones y con pueblos de Israel fueron reunidos en esta ciudad contra tu santo siervo Jesús a quien ungiste, a fin de hacer cuantas cosas tu mano y tu consejo habían predeterminado que sucedieran.”

Lucas también nos dice que el nominal edomita rey judío, Herodes, así como Poncio Pilatos, llegaron a ser amigos en el día de la ejecución de Jesús. Lucas 23:11-12 nos dice: “Entonces Heródes, junto con los soldados de su guardia, lo desacreditó, y, burlándose de él, lo vistió con una prenda de vestir vistosa y lo devolvió a Pilato. Entonces Heródes y Pilato se hicieron amigos el uno del otro en aquel mismo día; porque antes de aquello habían continuado enemistados entre sí.”

Esta extraña e improbable alianza política entre los judíos y sus odiados opresores romanos puede considerarse como el cumplimiento de la profecía de Daniel. Sin embargo, no olvidemos que el Salmo 2 va mucho más allá de lo que sucedió en el primer siglo. No obstante, es bueno notar en este momento un cambio vital y muy importante en el propósito de Dios: “la tierra de decoración” mencionada en el versículo 16 no es la misma que “la tierra de decoración” mencionada en el versículo 41.

Esto se debe a que la tierra de decoración original era el “espléndido reino” literal de Judá. Más adelante, en el Pentecostés del año 33  E.C. nació la nación del Israel espiritual. Por lo tanto, podemos decir que la “tierra de decoración” moderna es la congregación ungida cristiana, y por eso también, “el Caudillo del Pacto” es Jesucristo.

Jesucristo no puede ser el caudillo del pacto mosaico que Dios dio a la nación de Israel, puesto que Jesús es el Mediador del Israel espiritual. Pero tal y como la nación judía literal rechazó a Jesús y se convirtió en apóstata, de la misma manera, poco tiempo después se desarrolló la apostasía dentro del cristianismo verdadero, representado por el Israel espiritual.

Teniendo en mente estos razgos y dandonos cuenta de las “coincidencias” y de las conexiones con que se interelacionan en la profecía, podemos darnos cuenta que los obispos cristianos también se aliaron con el rey del norte romano; tal y como los líderes judíos lo habían hecho previamente. ¿Cómo sucedió esto? Después de la muerte de los apóstoles el cristianismo se corrompió, y finalmente; aunque los cristianos solo representaban el 10% de la población que vivía bajo el dominio de Roma en el siglo cuarto, el emperador Constantino hizo del “cristianismo” la religión oficial del estado. De esta manera nació la cristiandad.

Por ese medio, el imperio romano se consolidó y llegó a ser “una nación grande por medio de una nación pequeña”. Esta “nación pequeña” salió del Israel espiritual del primer siglo. Puesto que falsos cristianos se aliaron con él, esto permitió al rey del norte “continuar con un engaño”.

Reflexione un momento: Al adoptar Constantino al “cristianismo” como la religión oficial del estado, el emperador de Roma, – el rey del norte-, llegó a tener el control de la iglesia que pertenecía a Cristo. ¡Qué impacto tan grande ha tenido esta engañosa alianza! Hasta este día, cientos de millones de católicos, protestantes, y ortodoxos están bajo la influencia de las falsas doctrinas instituidas por el emperador Constantino en el Concilio de Nicea.

En lo que respecta a la interpretación de la Sociedad Watchtower a la profecía referente al rey del norte y cómo éste “llega a ser grande por medio de una nación pequeña”, el comentario “Prestemos Atencion” nos dice que esta “pequeña nación” es la llamada guardia pretoriana. La guardia pretoriana era un grupo muy pequeño y selecto de militares y hombres de caballería que servían como guardaespaldas y agentes de inteligencia al servicio del emperador.

Pero, ¿Es correcto, o siquiera sensato, pensar que el emperador llegó a ser tan poderoso por medio de ellos? No, por supuesto que no. Los Cesares eran grandes por el hecho que controlaban un vasto ejército, no solamente la guardia pretoriana. De hecho, hasta cierto grado, la guardia pretoriana constituía un peligro para el Cesar, pues la cercanía de los guardas les permitía darle muerte al Cesar si ellos lo deseaban; por lo tanto, había que tratarlos bien para comprar su lealtad.

Pero esas no son las únicas interpretaciones de la Sociedad Watchtower que no tienen sentido. Si estas interpretaciones fueran correctas entonces habríamos de preguntarnos por qué Jehová se tomó la molestia en dar información sobre asuntos tan triviales de la historia y mostrar negligencia al no ofrecer luz alguna sobre cómo el imperio romano logró perpetuarse a sí mismo desde la antigüedad hasta los tiempos modernos. Tal y como están las cosas, la Sociedad Watchtower y su comentario de Daniel no ofrecen detalles acerca de cómo el rey del norte sobrevivió la caída del imperio romano. Esto es prácticamente lo que la Sociedad Watchtower parece admitir, pues en la página 242 de su comentario leemos:

Sin mencionar detalles innecesarios de la desintegración del imperio romano, – una desintegración que se extendió por varios siglos-, el ángel de Jehová pasó a predecir otras hazañas de los reyes del norte y del sur. Sin embargo, un breve repaso de ciertos hechos históricos concernientes al imperio romano nos permitirá determinar la identidad de los reyes rivales en tiempos posteriores.”

El comentario de la Sociedad Watchtower deja al estudiante de la Biblia rascándose la cabeza de asombro, pues no puede concebir cómo Dios supuestamente sintió la necesidad de darnos información sobre guerras fronterizas germanas, senados romanos y sus relaciones triviales con los cesares, así como la guardia pretoriana, y al mismo tiempo omitió “detalles innecesarios” que tienen que ver con la transformación del imperio romano y cómo éste llegó a convertirse en la cristiandad, para así perpetuarse a sí mismo y sobrevivir hasta nuestros días.

El propósito de Dios al inspirar profecías no es el de impresionarnos con su inigualable visión del futuro. Uno de los principales propósitos es el de revelar cómo se desarrollarán las cosas. No cabe duda que el propósito y la visión de Dios abarca de manera importante a la creación y a la existencia de la cristiandad. Al saber esto, y si estamos informados acerca de nuestro “lineaje” espiritual, podemos comprender de mejor manera cómo ha llegado a existir el mundo político de la actualidad.

Sin embargo, un análisis detallado de la interpretación de la Sociedad Watchtower respecto al libro de Daniel muestra muchísimas deficiencias, y un puente irreconciliable entre los cesares romanos y el rey del norte de nuestros días. Por esta razón, es bueno analizar la profecía de Daniel de una manera mucho más detallada.

Volviendo a Daniel 11:23-24, leemos: “Y por haberse aliado con ellos, él efectuara engaño y realmente subirá y se hará poderoso mediante una nación pequeña. Durante un tiempo libre de cuidados, aún en lo pingüe del distrito juridiccional entrará y realmente hará lo que no han hecho sus padres ni los padres de sus padres. Botín y despojo y bienes esparcirá entre ellos; y contra lugares fortificados tramará sus trampas, pero solo hasta un tiempo”.

La Sociedad Watchtower no nos explica cómo Tiberio Cesar pudo haber hecho “lo que sus padres ni los padres de sus padres habían hecho”. Se nos dice que Tiberio Cesar simplemente mejoró algunos cosas dentro del imperio romano y que aligeró los gravámenes e impuestos, y que ese fue el supuesto cumplimiento de cómo el rey del norte compartió el botín del imperio. Sin embargo, si “el aliarse de ellos con él” encuentra un cumplimiento secundario en los obispos apóstatas que se alían con Constantino, entonces el versiculo 24 también debería aplicarse al tiempo en que la cristiandad reinó sobre Europa.

massacreAnteriormente a que Constantino tomara el poder, el cristianismo estaba proscrito y los que seguían esa fe eran perseguidos por Roma. Al hacer del cristianismo la religión oficial del estado, el cristianismo entró en un periodo al cual Daniel denomina como un tiempo “libre de cuidados” y por este medio los “cristianizados” Pontifex Maximus; es decir, los papas católicos, se hicieron sucesores de los emperadores romanos; y por lo tanto, el rey del norte estuvo en condiciones de hacer lo que los Cesares “sus padres y los padres de sus padres” no pudieron lograr.

A través del pontificado, el rey del norte pudo controlar de manera más efectiva la civilización europea. Desde el colapso del imperio romano en los siglos cuarto y quinto, comenzó el periodo de tiempo conocido como la era del oscurantismo; periodo que continuó hasta el fin del santo imperio romano a principios de los 1800’s; y por medio de un sistema feudal y de las cruzadas, el rey del norte cumplió la profecía de Daniel, cuando él escribió que este rey “despojaría y repartiría el botin entre ellos”.

Sin embargo, la supremacía del rey del norte en Europa no iba a permanecer sin ser desafiada. La profecía continúa diciéndonos más acerca del éxito de este rey y cómo él “idearía tramas contra los lugares fortificados, pero solo por un tiempo”.

Es entonces, cuando se nos vuelve a hablar del eterno némesis del rey del norte; -el rey del sur-. En el versiculo 25 leemos: “Y despertará su poder y su corazón contra el rey del sur con una gran fuerza militar; y el rey del sur, por su parte, se excitará para la guerra con una fuerza militar sumamente grande y poderosa. Y él no se mantendra firme, porque tramarán contra él tramas.Y él no se mantendrá firme porque idearán tramas contra él. Y los mismos que coman sus manjares exquisitos traerán su quebranto. Y en cuanto a su fuerza militar, será llevada por la inundación, y muchos ciertamente caerán muertos”.

La Sociedad Watchtower nos dice que el cumplimiento de Daniel 11:25-26 aconteció en el siglo III E. C:

“Aproximadamente 300 años después que Octavio hizo a Egipto una provincia romana, el emperador Aureliano asumió el papel del rey del norte. Mientras tanto, la reina Zenobia de la colonia romana de Palmira ocupó la posición del rey del sur…….como ejército dominante encabezado por Zenobia, el rey del sur se excitó para la guerra contra el rey del norte “con una fuerza militar sumamente grande y poderosa.”… Aureliano mismo no permameció firme por los tramas que se tramaron contra él. En 275 él comenzó una campañaa contra los persas. Mientras esperaba en Thrace la oportunidad para cruzar hacia asia menor, aquellos que tramaban tramas contra él causaron su ruina”.

Existen muchos problemas con esta interpretación. Aunque es verdad que Roma conquistó a Palmira y capturó a la reina Zenobia, no hay evidencia histórica que muestre que el enfrentamiento entre el reino de Palmira contra Roma haya sido de proporciones épicas, de tal forma que las legiones imperiales hayan sido descritas por el ángel como “una gran fuerza militar”, o que el ejército de Palmira pueda ser considerado “extremadamente grande y de gran fuerza militar”. Una fuente de consulta nos dice que el número combinado de cada ejército dificilmente superaba los 70,000 mil soldados por bando. Este número dificilmente podría considerarse como “verdaderamente grande” en el pasado, o inclusive en el presente.

Tambien la Sociedad Watchtower identifica al rey del norte como aquel que “No se mantendrá firme, pues contra él idearán tramas.” Es verdad que el emperador romano Aureliano fue asesinado por su propia guarda pretoriana; tal y como menciona Betel, sin embargo, el contexto inmediato nos dice que de hecho, es el rey del sur, -el rey de gran y poderosa fuerza militar,- quien es victimizado por las tramas y la conspiración del rey del norte. Además, el asesinato de Aureliano no es más que una simple referencia histórica y no tuvo ningún significado especial sobre el destino del imperio romano.

La profecía menciona una abierta rivalidad entre los reyes del norte y del sur, no simples e insignificantes disputas dentro de ambos bandos.

Por último, la discrepancia más sobresaliente de la Sociedad Watchtower tiene que ver con la porción de la profecía que dice que “ellos idearán tramas contra él”. Este versículo describe a esta acción en plural; es decir, numerosas tramas; por lo tanto, haciendo caso a la razón que sólo una trama de asesinato puede ser exitosa, podemos decir que cualquier otra “trama” para asesinar a Aureliano sería “extramatarlo.”

¡Para cerrar con broche de oro, el siguiente versiculo menciona a dos reyes que se sientan en la misma mesa a hablar mentiras en La Hague en 1898!

De manera inexplicable, la interpretación watchtoweriana nos lleva de insignificantes conflictos políticos y locales del tercer siglo, a juntas secretas que se llevaron a cabo entre naciones rivales de Europa al final del siglo XIX. Las personas concientes y razonables no pueden evitar preguntarse por qué la forma de predicción de Jehová es tan ilógica y desordenada. Betel se equivoca al creer que el ángel de Jehová no nos da “detalles innecesarios.

REPUBLICANISMO VS OLIGARQUÍA/MONARQUÍA

“Como contemplaste, los pies y los dedos de los pies eran en parte de barro y en parte de hierro,”. -Daniel 2:41-

El republicanismo es la antítesis de la oligarquía y la monarquía. Los oligarcas y elitistas que dominan al mundo se consideran a sí mismos como seres biológica e innatamente superiores al común de los mortales, y ven a la clase plebeya como simples bestias que pueden ser adiestradas para desempeñar alguna función. Sin embargo, en nuestros tiempos la oligarquía y el populacho han llegado a mezclarse a la hora de ejercer el poder por medio de los avances políticos de las clases populares; avances que han resultado en sistemas parlamentarios y democráticos que les han permitido cierto acceso al poder.

La imagen metálica de Daniel nos muestra la sucesión individual de potencias políticas del pasado, pero no parece mencionar ideologías o sistemas de gobierno. Siendo ese el caso, podemos decir que eso representa un fenómeno relativamente reciente. La aleación hierro-barro es una representación de la alianza anglo-americana que domina el mundo actual. Sí, como sucesor del imperio romano, la ciudad de Londres es sede de la monarquía más poderosa que ha dominado al mundo. Por su parte, hasta hace poco, los Estados Unidos eran los abanderados protectores de los derechos humanos, la libertad, y la democracia.

Juntos, los Estados Unidos y la Gran Bretaña forman una alianza muy extraña y una representación de dos sistemas incompatibles,  mutuamente excluyentes.

Para comprender a cabalidad la lucha entre el rey del norte y el rey del sur, debemos reconocer que hubo un tiempo en que el dominio por parte del rey del norte fue absoluto. La profecía del capítulo 2 del libro de Daniel nos muestra, de manera evidente, que el hierro y el barro que componen los pies del gigante de metal es un fenómeno relativamente reciente. El hecho que las piernas de esta imagen son de hierro nos hace ver que hubo un sistema imperial que dominó al mundo por completo antes del advenimiento de la amalgama hierro-barro. La historia es testigo del hecho que el imperio romano y su “descendiente”; la cristiandad, así como finalmente el imperio británico; todos y cada uno de ellos, han controlado al mundo hasta hace pocos siglos.

En el libro “The Anglo-American Establishment”, el historiador y erudito Carrol Quigley describe con gran detalle las numerosas sociedades secretas que se formaron en el siglo XIX, así como los foros de discusiones que se fundaron y que llegaron a ser los precursores de los llamados Think Tanks de la actualidad. Estas instituciones fueron establecidas en la Gran Bretaña décadas antes del inicio de la primera guerra mundial con el objetivo de subvertir la autonomía de los Estados Unidos y tenerlos bajo el control del imperio británico.

The Fabian Society fue establecida a finales de los años 1800’s y ésta se propuso la meta; a largo plazo, lograr que el mundo aceptara al socialismo. Posteriormente, The Royal Institute Para Asuntos Exteriores se estableció en el año 1919. A esta organización también se le conoció como la Chatam House, y el propósito explícito de ella fue el de promover las relaciones Anglo-Americanas.

El magnate archimillonario Cecil Rhodes, – quien es el responable que un país lleve su nombre,- así como H.G.Wells, Bertrand Russell, y Lord Alfred Milner entre otros,- parecen ser los principales arquitectos del complot subversivo que aun continúa en la actualidad, y cuyo objetivo es el de reinventar y resuscitar al imperio británico. En 1928 H.G. Wells escribió un libro y en él se describe el plan y la conspiración; una conspiración no muy secreta a la que ellos llamaron la Conspiracion Abierta.

Algunos párrafos de este libro fueron publicados por Carol White en 1980 y allí se describen los planes imperialistas para conquistar a los Estados Unidos y hacer que esta nación sirva como el “gigante estúpido” a los intereses de Londres, y usarlo para pelear las guerras de ellos y sufragar sus gastos. En lo que respecta a conspiraciones, el Plan de Planes, tiene como objetivo destruir el modelo económico norteamericano a través del mundo y establecer un imperio mundial anglosajón; -el llamado nuevo orden mundial,- como lo conocemos actualmente.

Esos conspiradores se dieron cuenta que lo primero que tenían que hacer era ahogar el motor productivo de los Estados Unidos, y esto lo hicieron por medio de controlar el aspecto crediticio; lo cual significó destruir el Sistema Bancario Nacional de los Estados Unidos.

El escritor Edward Griffin muestra con lujo de detalles en su libro titulado “The Creature From Jekyln Island” cómo en 1913; por medio de agentes norteamericanos como Paul Warburg, J.P. Morgan y otros “viejos banqueros” con sede en Londres, ellos, -los banqueros,- tuvieron éxito al imponer a los Estados Unidos el tener al Banco de la Reserva Federal en manos privadas. Esto resultó en una subversión de la soberanía económica de los Estados Unidos y esta soberanía cayó en unas cuantas manos de banqueros privados cuyos objetivos están diametralmente opuestos a los intereses del pueblo norteamericano.

Tales casos de descarada inconstitucionalidad fue precisamente lo que los fundadores de los Estados Unidos trataron de prevenir. Sin embargo, esta trama fue tan exitosa que aun décadas después de esto, la mayoría de los norteamericanos creen que la Reserva Federal es propiedad del gobierno de los Estados Unidos. No, no lo es. Aunque la Reserva Federal es gobernada por una junta de directores, – llamados gobernadores,- y aunque ellos son nombrados por otras personas, Edward Griffin nos dice en su libro que esto es solo una pantalla para hacer creer que la Reserva Federal es una institución gubernamental bien establecida.

La impresionante visión de Jehová parece describir la conspiración actual entre la oligarquía y los miembros de la república, cuando por medio de su profeta nos dice que “ellos idearían tramas en contra de él.”.

La segunda fase del plan de la oligarquía para perpetuar el imperio británico consistía en fomentar la guerra en el continente Europeo.

Los fundadores de los Estados Unidos se dieron cuenta desde un principio de la importancia de mantenerse al margen del involucramiento en los asuntos internos de otras naciones y de las guerras. En 1823 el Presidente James Monroe introdujo la política norteamericana del No Involucramiento.

Esta doctrina con el tiempo llegó a conocerse como la Doctrina Monroe. La Doctrina Monroe es un principio que establece el no involucramiento de los Estados Unidos en los asuntos de Europa, así como una advertencia a las potencias colonialistas de Europa para no entrometerse en los asuntos de los Estados Unidos y de América Latina. Los imperialistas y globalistas de hoy en día se refieren a estas personas de una manera muy despectiva, llamándolas retrógradas.

Hasta antes de la primera guerra mundial los Estados Unidos mantenían su neutralidad respecto a las naciones europeas. Aún después del inicio de la primera guerra mundial; debido a las múltiples relaciones de norteamérica con las naciones europeas, los Estados Unidos permanecieron neutrales. El 19 de Agosto de 1914 el Presidente Woodrow Wilson se dirigió al Congreso con estas palabras:

“Todo aquel hombre que verdaderamente ama a los Estados Unidos debe de actuar y hablar en el nombre de la neutralidad; lo cual es hablar en el nombre de la imparcialidad, de la justicia, y de la amistad para todas las partes involucradas”.

Sin embargo, el hundimiento del barco Lusitania por parte de fragatas alemanas, lo cual resultó en la muerte de 120 norteamericanos; así como otros acontecimientos subsecuentes, obligaron a los Estados Unidos a involucrarse en este acontecimiento bélico en 1917 al lado de Gran Bretaña y Francia. Hasta este momento aun existe la controversia y la sospecha que fueron los británicos quienes engañaron a los alemanes al hacerles creer que el barco Lusitania llevaba municiones de Nueva York a la Gran Bretaña.

Si esta conspiración fue verdad o no es algo que nunca se sabrá; lo que sí es históricamente cierto es que el hundimiento de este barco caldeó los ánimos en pro de la guerra y la propaganda anti-alemana terminó convenciendo a la opinión pública a que los Estados Unidos entraran a la guerra a favor de los británicos.

Historiadores que basan sus opiniones en la teoría de la conspiración; es decir, gente que NO ve la historia como la narran los libros oficiales; historia promovida por la oligarquía establecida, creen que uno de los confidentes más cercanos al presidente Wilson; el coronel Edwin Mandell House, era de hecho, un simpatizante británico, -si no es que un agente británico-, y que esta persona fue uno de los principales responsables que los Estados Unidos se hayan unido a la trágica Primera Guerra Mundial.

Aparentemente, House también fue pieza clave en el establecimiento de la Reserva Federal, así como en la creación del Consejo de Relaciones Exteriores en 1919, la cual es la hermana gemela del Royal Institute for International Affairs; institución creada por la oligarquía británica.

Ambas organizaciones tienen como objetivo el establecimiento de un imperio bajo el control anglo-americano, y la destrucción del sistema nación-estado que actualmente gobierna al mundo. Como consejero del presidente Wilson, a Edwin House también se le reconoce como el principal arquitecto; por parte de norteamérica, en la creación de la Liga de Naciones.

Aunque el entrar los Estados Unidos a la guerra favoreció de manera rápida y notable a los llamados aliados, los Estados Unidos solo sirvieron como el “gigante estúpido” a los intereses de Londres, y poco tiempo después se vio cargado de deudas causadas por la guerra y se halló a sí mismo con su banco central en manos de extranjeros sirviendo a los intereses del imperio británico.

Después de un siglo de lucha en contra de los Lords de Londres, los acontecimientos de la primera guerra mundial tuvieron éxito y lograron que los Estados Unidos se convirtieran en el principal aliado de sus antiguos enemigos. De esta manera, el rey del sur norteamericano fue engañado y tomó un camino que lo llevaría a su propia ruina; camino trazado por traidores al servicio de la corona británica. Así fue como se cumplió la Escritura que nos dice: “Y los mismos que coman sus manjares exquisitos traerán su propia ruina”.

El 28 de Junio de 1919, mientras los victoriosos aliados se sentaban a la mesa para firmar el tratado de paz y forzar a Alemania a aceptar los términos del Tratado de Versalles, los signatarios de este tratado aparentaban buscar la paz. Eso era mentira. Los historiadores están de acuerdo en que los términos estipulados en este tratado eran inaceptables; especialmente en lo que se refiere a los gastos por reparación de daños causados por la guerra impuestos a Alemania. Ellos dicen que en realidad el Tratado de “Paz” de Versalles fue lo que dio origen a la toma del poder por parte de los nazis; y por consiguiente, hicieron que la segunda guerra mundial fuera algo inevitable.

De esta manera se cumplió Daniel 11:27 donde leemos: “Y en lo que respecta a estos dos reyes , su corazón estará inclinado a hacer lo que es malo, y en una misma mesa una mentira es lo que seguirán hablando. Pero nada tendrá éxito, porque el fin es todavía para el tiempo señalado”.

Aunque el imperio tuvo éxito al seducir y controlar al “gigante estúpido”, ellos no tuvieron éxito al crear; de manera inmediata, el gobierno global controlado por los británicos, lo cual fue el objetivo original de la Liga de Naciones. A pesar de haber sido llamada “la expresión política del reino de Dios sobre la tierra” por muchos clérigos de la cristiandad, Los Estados Unidos se rehusaron al ratificar el tratado aduciendo que esto violaba la Doctrina Monroe.

La visión profética no podía permitir que el rey del norte lograra su preciado objetivo de un imperio global antes del tiempo señalado del fin; pues como se nos dice en la Escritura, “Esto es todavia para un tiempo señalado”. Mientras tanto, 11 años después de la gran guerra el rey del norte usó su recientemente adquirido poder sobre los asuntos finanieros del rey del sur para causar su ruina al quebrantar la economía de los Estados Unidos. Es un hecho histórico que la oligarquía de Londres fue la causante de la Gran Depresión.

“SU CORAZÓN ESTARÁ CONTRA EL SANTO PACTO”

El objetivo de la conspiración de estos imperialistas no solo consistía en la destrucción del sistema norteamericano de gobierno sino que también tenían en mente corromper y erradicar el cristianismo porque; desde su punto de vista, la forma de gobierno republicana es el fundamento legítimo del principio que nos dice que el hombre fue hecho a la imagen y semejanza de Dios.

No solo eso, sino que al final del siglo XIX los cristianos verdaderos no pasaron desapercibidos ante los ojos de los poderes inicuos espirituales; los verdaderos gobernates de este mundo. En ese tiempo, Charles T. Russell y su círculo íntimo de amigos y cristianos ungidos fundaron la revista La Atalaya, así como la Sociedad Watchtower. Tal y como en el primer siglo, el rey del norte debía de enfrentarse a los enemigos de su satánico amo. En Daniel 11.2:8 leemos: “Y él volverá a su país con gran cantidad de bienes, y su corazón estará contra el Pacto Santo. Y actuará eficazmente, y ciertamente volverá a su país”. 

Como nos muestra la historia, el imperio romano; de manera cruel y sanguinaria, persiguió a los seguidores ungidos de Cristo Jesús. Sin embargo, después Roma adoptó una actitud más tolerante hacia el cristianismo, y con el tiempo hasta adoptó al cristianismo corrupto como su religión oficial. Al romper sus lazos con el Vaticano, Londres adoptó su propia versión del cristianismo y fundó su propia iglesia; la llamada Iglesia Anglicana de Inglaterra.

No obstante, con el reavivamiento y el reungimiento de los seguidores de Jesús; así como con su gran crecimiento, aquellos en pacto con Jehová terminan siendo víctimas de la ira del rey del norte, y el rey del norte termina “volviendo a su país”; es decir, este rey también asume la misma postura anticristiana de la Roma original.

Al mismo tiempo de la fundación de los Estudiantes Internacionales de la Biblia, los dirigentes imperialistas también actúan y diseñan diversas formas para desvirtuar y destruir al cristianismo. Una de estas formas es la llamada “teoría de la evolución” propuesta por el “científico” inglés Charles Darwin, así como el comunismo y su diabólico punto de vista al afirmar que el hombre pertenece al reino animal. Por medio del control de los centros académicos y de los medios de difusión, la oligarquía ha logrado que la teoría de la evolución haya logrado suplantar al relato bíblico de Génesis en la mente de la mayoría de la gente respecto al origen divino del hombre.

hpbtm-c1El satanismo también logró avances en aquel tiempo. La ocultísta rusa Helena Blavatsky; una mujer “en oposición a Jehová”, popularizó el espiritismo al mismo tiempo en que Charles T. Russell fundaba La Atalaya. Aunque Helena Blavatsky nació en Rusia, sus viajes por el mundo la llevaron a asentarse en Londres donde su teosofía ocultista fue adoptada por muchos de la aristocracia británica. En las esféras más altas de la masonería,  el ocultismo de esta mujer; ocultismo disfrazado de “teosofía”, ganó muchos adeptos y así nació lo que conocemos actualmente como la religión new age; es decir, la religión de la Nueva Era. No es coincidencia por lo tanto que la “religión” new age sea la religión oficial de Las Naciones Unidas.

No contento con eso, el rey del norte adoptó una actitud mucho más agresiva en contra del “santo pacto”, al tiempo que la influencia de los Estudiantes Ungidos de la Biblia crecía a través de Norteamérica y Europa por medio de exitosos programas como el Foto Drama de la Creación, y posteriormente, por medio de la radio y los medios impresos. A través de estos medios, millones de gentes tuvieron acceso a verdades bíblicas que habían estado escondidas por muchos años.

No pasó mucho tiempo para que las semillas plantadas en el Tratado de Versalles dieran su fruto. Como consecuencia de ello, nacieron el fascismo y el nazismo, y esto llevó al holocausto y a los horrores de la segunda guerra mundial, como una afrenta directa a Dios y al Pacto Santo. La Palabra de Dios, en Daniel 11:29-30 predijo un enfrentamiento más entre el rey del norte y el rey del sur:

“Al tiempo señalado volverá, y realmente vendrá contra el sur; pero no resultará ser al final lo mismo que al principio. Y ciertamente vendrán contra las naves de Kitim y tendrá que sentirse desalentado”.

hitler_cardinal4Los libros de historia nos dicen que Hitler y el nazismo son una creación netamente alemana. La verdad de las cosas es que Hitler fue apoyado económicamente por ciertos elementos del establecimineto antiamericano y de la oligarquía financiera británica. Wesbter Tarpley nos dice en su libro “La Biografía No Autorizada de George Bush”, cómo, el abuelo del ex presidente de los Estados Unidos fue pieza clave para asegurar préstamos por parte de los hermanos Harriman Brown a favor del régimen nazi. También es bien sabido que la familia Rockefeller apoyó de manera muy significativa a Adolfo Hitler y al partido nazi.

Lyndon LaRouche nos dice en su revista “Executive Intelligence Review” que ha estudiado documentos que han dejado de ser clasificados y que comprenden el tiempo en que Franklyn Rooselvet fue presidente de los Estados Unidos. Allí él se enteró que la administración de Rooselvet estaba al tanto que la aristocracia europea estaba detrás del complot para enfrentar al comunismo soviético en contra del nazismo alemán como un medio para asustar a las naciones europeas y lograr la disolución de los gobiernos nacionales autónomos, y así poder formar un superestado feudal. El servicio de inteligencia de Estados Unidos llamó al fascismo Sinarquismo.

En vista de la forma en que la profecía de Daniel está escrita, no debemos esperar que las identidades de los reyes del norte y sur cambien de manera tan abrupta de un versiculo al otro; tal y como la Sociedad Watchtower nos enseña. De acuerdo a los verdaderos hechos históricos, la segunda guerra mundial fue un enfrentamiento entre Los Estados Unidos y su presidente en contra de los intereses globales del imperio Británico.

Al ver que la otrora poderosa economía de los Estados Unidos estaba hundida en la depresión y al borde de caer en el fascismo, el oligarquico rey del norte se alistaba para darle el tiro de gracia al rey del sur al lanzar a los nazis, los soviéticos y a los imperialistas Japoneses en contra de los Estados Unidos.

Pero las cosas no salieron como la oligarquía había planeado. El éxito que se tuvo contra el rey del sur durante la primera guerra mundial no se repitió durante la segunda guerra mundial; tal y como lo previo la profecía: “Pero no resultará ser al final lo mismo que al principio”.

En este momento es necesario hacer una distinción entre el pueblo de la Gran Bretaña y la oligarquía que gobierna las Islas, -llamado el Club de las Islas-. Cada nación tiene su oligarquía y a la vez, cada oligarquía tiene dos facciones; gente que lucha por la libertad, y gente que lucha por el poder y el control. Las islas británicas no son la excepción; por lo tanto, es posible que “las naves de Kitim” representen a la marina de los Estados Unidos, así como a la marina de la commonwealth británica, y al hecho que la población de estas naciones sacrificaron los intereses nacionales de sus propios países para poder derrotar los planes de la oligarquía durante la segunda guerra mundial.

Durante el Tiempo del Fin, un Empuje

El tiempo del fin comienza con la manifestación abierta de la antigua rivalidad entre el rey del norte y el rey del sur; lo cual al final resulta en la intervención de Cristo destruyendo al último rey. Aunque el rey del sur inicia esta confrontación; es el rey del norte quien responde con fuerza devastadora. El relato nos dice lo siguiente respecto a este conflicto:

“Y en el tiempo de[l] fin el rey del sur se envolverá con él en un empuje, y contra él el rey del norte se lanzará como tempestad con carros y con hombres de a caballo y con muchas naves; y ciertamente entrará en los países e inundará y pasará adelante. Él también realmente entrará en la tierra de la Decoración, y habrá muchas [tierras] a las que se hará tropezar. Pero estas son las que escaparán de su mano: Edom y Moab y la parte principal de los hijos de Ammón. Y seguirá alargando su mano contra los países; y en lo que respecta a la tierra de Egipto, no resultará ser una que escape. Y él verdaderamente gobernará sobre los tesoros escondidos del oro y la plata y sobre todas las cosas deseables de Egipto. Y los libios y los etíopes irán en sus pasos”.

Una vez que hemos presentado las dimensiones históricas del conflicto entre dos sistemas completamente disímbolos que han sido fusionados en la alianza anglo-americana de nuestros días, es tiempo que consideremos lo que ocurrirá durante el tiempo del fin.

Es bueno notar que la expresión inglesa “tiempo del fin” aparece en la versión Septuagentita de las Escrituras. En ella, las palabras de Daniel son traducidas como “synteleia”. La palabra synteleia es traducida al inglés como “conclusión del sistema de cosas”. Esto obviamente indica que el tiempo del fin y la conclusión del sistema de cosas son lo mismo. Por lo tanto, podemos concluir que la siega se logra simultáneamente al tiempo que sucede el último conflicto entre los reyes antes mencionados. También hay razones para creer que la invasión del rey norte es lo que las Escrituras llaman la tormenta de Jehová.

Aunque este empuje es iniciado por el rey del sur, lo significativo  del caso es que al final es el rey del norte quien subyuga a su rival. Parece ser que tal dominio será global. Esa es la razón por la que únicamente se menciona a un solo rey al final del conflicto, y se nos dice que cuando este rey llega a su fin no hay nadie que venga a su ayuda. Ese es un hecho crucial que hasta ahora se les ha escapado a las sibilas de Betel.

No obstante, esta interpretación está en armonía con la totalidad de la Palabra Profética de Jehová; la cual revela que un solo y único rey aparecerá en la escena durante el periodo final. Es muy interesante notar que tanto la versión Nuevo Mundo, así como la versión King James utilizan el término “empuje”. Un empuje no tiene como intención ser un golpe de muerte. Por eso nos preguntamos, ¿Qué podría estar detrás de este “empuje” entre estos dos reyes durante el tiempo del fin?

La expresión “tiempo del fin” podría describirse como el día o momento en que el sistema llega a su fin. Pero no nos confundamos; esto no significa el fin de este inicuo mundo, o el fin de la civilización como la conocemos. Este “fin” parece estar más relacionado con el sistema global financiero; pues más de un experto asegura que tal sistema ha entrado en su fase final de desintegración.

El sistema financiero Wall Street  no es más que una extensión del imperio financiero de Londres. Este sistema es por naturaleza especulador, parasítico, y depredador; especialmente con los exóticos instrumentos de inversión que se han desarrollado en los últimos años. Como hemos visto anteriormente, los grandes financieros tienen la capacidad para robar, despojar, y poner de rodillas a cualquier nación del mundo. Los únicos que pueden detenerlos son los gobiernos del mundo, pero los legisladores y los políticos que podrían hacerlo han sido comprados y corrompidos por el poder del dinero.

Para ilustrar este punto podemos mencionar que durante la década pasada muchas leyes y sistemas regulatorios que tenían como propósito frenar o controlar la especulación han sido derogados o debilitados. Por ejemplo, durante la gran depresión el presidente Roosevelt estableció lo que se llamó la Ley Glass-Steagall; la cual prohibía a los bancos involucrarse en asuntos de ahorros e inversiones al mismo tiempo.

El propósito de esta ley era proteger  el dinero de los depositarios, de las pérdidas en las que incurrían los banqueros especuladores Sin embargo, en 1999 la ley Glass-Steagall fue derogada por medio del matrimonio entre las compañias Travelers Insurance y Citibank.

Muchos analistas ahora consideran que la abolición de esa ley fue una de las razones  que causó el desquebrajamiento del sistema financiero mundial, el cual ha visto desaparecer más de 50 billones de dólares en lo referente al valor de las acciones bursatiles, en gran parte debido a las pérdidas causadas por los llamados  “derivados” utilizados por los grandes bancos y por los hedge funds – fondos especulativos de inversión-.

Como otro ejemplo de la parálisis de las agencias del gobierno, podemos mencionar que en los últimos meses dos respetados hombres de Wall Street han sido acusados de operar una pirámide de fraudes como medio de lavar dinero; lo cual resultó en pérdidas de millardos de dólares a los ingenuos inversores que confiaron en ellos. En ambos casos, los reguladores de la SEC estaban al tanto de estas actividades pero no hicieron nada por proteger a los inversionistas.

En la actualidad la nueva administración está tratando de enmendar y restablecer algunas de las leyes antes mencionadas, y hasta ha tratado de atacar al lucrativo negocio de las drogas del imperio. Y eso no es todo. Recientemente la prensa británica reportó que Londres está horrorizada con la posibilidad que el presidente Obama no continúe con esta “relación especial”

Esto nos hace pregunarnos, ¿Ha comenzado ya el “empuje”? Eso solo el tiempo lo dirá. Todo esto sucede en un momento en que los líderes del mundo se ven en la necesidad de desarrollar un nuevo sistema  a fin de remplazar el fracasado modelo ecónomico que hemos conocido hasta ahora. Es evidente que esto está sucediendo ya. Por ejemplo, en la Reunión de Ministros Financieros de Asia, el ex director del Fondo Mundial, Michael Camdessus, exhortó a la región de Asia a convertirse en la nueva capital financiera de un “nuevo orden mundial”. También hay serias discusiones para remplazar el dólar estadounidense como divisa internacional, y adoptar una nueva moneda provista por la ONU.

La pregunta que aun queda sin contestar es, ¿Quién controlará el nuevo sistema mundial? ¿Se permitirá  a las naciones ejercer autonomía sobre su monedas y economías locales o dominarán nuevamente los intereses financieros de la oligarquía?

king-north-end-copyEsos son los asuntos que apremian a la humanidad, y esa crisis requiere solución inmediata. Sin embargo, una cosa es cierta. El intento del gobierno de los Estados Unidos por escapar de la red del cazador y disminuir el poder de la oligarquía encontrará una feroz oposición.

El imperio se encuentra listo y dispuesto a desatar una ola de asesinatos, terrorismo, y quizás hasta el uso de armas biológicas  a fin de destruir de una vez por todas el sistema nación-estado que hemos conocido hasta ahora. Aunque Londres y el imperio británico hayan desempeñado el papel del rey del norte en los últimos dos siglos, eso también está a punto de cambiar.

Aparentemente, y aunque la profecía no aparece de forma cronólogica de un versiculo a otro; aun así, parece ser que los “brazos” que causan desolación provienen del rey del norte; lo cual  es una alusión a la ya establecida y funcional Organización de las Naciones Unidas, la cual servirá como el futuro desolador del lugar santo. Daniel predice que ambos reyes plantarán a la cosa repugnante donde no debe.

Esto ciertamente está en armonía con lo que pronostica el libro de Revelación , pues él nos dice que cierta bestia de dos cuernos; el dúo- anglo-americano- insuflan y dan vida a la idólatrica bestia salvaje. Por lo tanto, aunque las Naciones Unidas parecen ser una creación anglo-americana, en realidad son solo un instrumento usado por la oligarquía financiera. Aunque Londres y el imperio británico han desempeñado el papel del rey del norte en los últimos dos siglos, eso también está a punto de cambiar.

Después de la caída del sistema anglo-americano que prevalece en estos momentos, se hará manifiesta la aparición y presencia del nuevo rey del norte en la forma de las Naciones Unidas; no de la manera actual, sino en la forma de un gobierno totalitario y supranacional; es decir, por medio de un nuevo orden mundial.

calligraphy-40