13) EL REY DEL NORTE2018-10-31T19:47:53+00:00

EL REY DEL NORTE

‘’Y en el tiempo de[l] fin el rey del sur se envolverá con él en un empuje, y contra él el rey del norte se lanzará como tempestad con carros y con hombres de a caballo y con muchas naves; y ciertamente entrará en los países e inundará y pasará adelante.’’ — Daniel 11:40

 

Desde la desintegración de la Unión Soviética hace más de 20 años, los testigos de Jehová no saben quien es el rey del norte. En su libro Prestemos Atención A Las Profecías de Daniel la Watchtower nos habla acerca de este tema y nos dice lo siguiente:

‘’ La disolución de la Unión Soviética, en diciembre de 1991, supuso un serio revés para el rey del norte. ¿Quién desempeñará el papel de este cuando se cumpla Daniel 11:44, 45? ¿Será uno de los países que formaban parte de la antigua Unión Soviética? ¿O cambiará de identidad por completo, como lo hizo en varias ocasiones en el pasado? ¿Provocará el que otras naciones obtengan armas nucleares una nueva carrera de armamentos que afecte a la identidad de ese rey? Solo el tiempo responderá estas preguntas. Lo prudente es no hacer conjeturas. Cuando el rey del norte emprenda su campaña final, todos los que tengan la perspicacia que da la Biblia percibirán claramente el cumplimiento de la profecía.’’

Sin embargo, en realidad el rey del norte no ha sufrido ningún ‘’serio revés’’ con la desintegración de la Unión Soviética como nos dice el comentario de la Sociedad. Lo que en realidad ha sufrido un serio revés no es el rey del norte, sino la interpretación de Betel. De acuerdo con las profecías de Daniel, este rey tendrá éxito hasta el final y quien en realidad tiene un serio revés es el rey del sur, contrario a lo que Betel afirma.

Además, Betel afirma que el tiempo del fin comenzó en 1914 y supuestamente el libro de Daniel fue abierto en esa época. Pero, si en realidad eso fue así, ¿Por qué los testigos de Jehová aún no saben quién es el rey del norte? ¿Por qué deben esperar que el tiempo responda las preguntas mencionadas por la Watchtower hasta que el rey del norte ‘’ emprenda su campaña final’’ y la verdad quede al descubierto? En realidad, sí se sabe quién es el rey del norte, solo que como es de esperarse, Betel no ha interpretado correctamente esta profecía en muchos aspectos.

En vez de no hacer conjeturas acerca de la identidad de este rey – como si no estuviera presente ahora mismo – es mejor comprobar si en realidad la Unión Soviética y la Alemania Nazi fueron verdaderamente en algún momento el rey del norte. De hecho, en vista de que las absurdas interpretaciones de Betel nos han llevado a un callejón sin salida, sin respuesta a los acontecimientos políticos actuales a la luz de las profecías bíblicas, es vital descartar muchas nociones del pasado y establecer un nuevo marco de referencia en anticipación a la verdadera apertura del libro de Daniel durante el tiempo del fin.

Con el objetivo de poder seguir el rastro del rey del norte, un buen lugar para comenzar es Daniel 11: 20, que nos dice: ‘’ Y tiene que ponerse de pie en la posición suya uno que esté haciendo que un exactor pase por el reino espléndido, y en unos cuantos días será quebrantado, pero no en cólera ni en guerra.’’

La interpretación de la Sociedad de esta parte de la profecía parece ser correcta. El rey del norte en este punto es Augusto César, el primer emperador de Roma. Augusto decretó que se hiciera un censo, ‘’probablemente con el objetivo de determinar la cantidad de habitantes a efectos de tributación y reclutamiento’’, tal como lo afirma Betel, y así, causó que un exactor pasara por el reino espléndido de Judea. Poco después Augusto murió de causas naturales.

Después de Augusto, llegó a reinar Tiberio César, a quien se menciona por su nombre en el libro de Lucas en relación con el bautismo y la unción de Jesús. Daniel 11:21 dice del sucesor de Augusto: ‘’Y tiene que ponerse de pie en la posición suya uno que ha de ser despreciado, y ciertamente no pondrán sobre él la dignidad de[l] reino; y realmente entrará durante un [tiempo] libre de cuidados y se asirá de[l] reino por medio de melosidad.’’

La interpretación de Betel del versículo anterior también parece plausible, pero no hay claridad en cuanto a cómo se cumplió la parte que dice “ciertamente no pondrán sobre él la dignidad de[l] reino“. La Sociedad hace el comentario de que ‘’A Tiberio se le otorgó ‘la dignidad del reino’ de mala gana, y solo tras la muerte de los demás posibles sucesores’’.

Quizás, sin embargo, fue la dignidad del reino de Judea la que no se le otorgó a Tiberio; debido a que los judíos despreciaban a sus ocupantes romanos, incluyendo a Poncio Pilato, gobernador de Jerusalén designado por el emperador mencionado. La historia judía registra varios incidentes donde Pilato ofendió grandemente las sensibilidades religiosas del pueblo hebreo. Después de todo, el versículo anterior en contexto hace referencia al “reino espléndido” de David.

Por ejemplo, considere cómo en una ocasión Pilato casi causó una insurrección cuando colocó las insignias romanas en Jerusalén, las cuales eran recordatorios de la odiada presencia imperial de Roma. Los judíos, sin embargo, desafiaron la autoridad de Pilato, al no conferirle la dignidad de su cargo como designado de Tiberio, y exigieron que se retiraran las insignias de la ciudad santa. Pilato ordenó a sus soldados que rodearan a los judíos, pero estos se mantuvieron firmes; incluso bajo el riesgo de ser ejecutados, por lo que Pilato se vio obligado a quitar las insignias.

En otra ocasión, Pilato colgó algunos escudos de armería en el palacio de Herodes en honor al emperador. Los judíos, una vez más, se ofendieron y pidieron a Tiberio retirarlos; este ordenó que los escudos ofensivos fueran removidos. Por lo tanto, de esta manera, Tiberio pudo haberse congraciado con los judíos, al asirse ‘’de[l] reino por medio de melosidad.’’

Antes de la ejecución de Jesús, los líderes del pueblo judío expresaron su completa lealtad a Tiberio con las siguientes palabras: “¡No tenemos más rey que César!” Así que, el reino de Judea no solo fue dominado por medio de la melosidad del rey romano del norte, sino que el lugar del nacimiento del cristianismo y su original campo de operaciones llegaron a estar aún más bajo la dominación de Roma.

El versículo 22 continúa diciendo acerca del rey del norte: ‘’ Y en lo que respecta a los brazos de la inundación, serán inundados por causa de él, y serán quebrantados; como lo será también el Caudillo de[l] pacto.’’ Mientras que “el Caudillo del pacto” es, sin duda alguna, Jesucristo, ¿Cómo se cumplió la parte de la profecía que dice ‘’ los brazos de la inundación, serán inundados por causa de él, y serán quebrantados?

La interpretación de la Sociedad está equivocada al decir lo siguiente:

“En lo que respecta a los brazos de la inundación” —las fuerzas militares de los reinos circundantes—, el ángel dijo que ‘serían inundados y quebrantados’. Cuando Tiberio se convirtió en el rey del norte, su sobrino Germánico comandaba las tropas romanas destacadas en el río Rin. En el año 15, Germánico dirigió sus fuerzas contra el héroe germano Arminio y obtuvo algunos triunfos. Sin embargo, esas victorias parciales fueron muy costosas, y Tiberio suspendió las operaciones en Germania. Optó, más bien, por impedir la unificación de sus tribus instigando la guerra civil entre ellas. En materia de política exterior, generalmente adoptó una postura defensiva y dirigida sobre todo a consolidar las fronteras. Esa táctica resultó bastante eficaz, de manera que “los brazos de la inundación” fueron dominados y “quebrantados.”

Según la Sociedad los “brazos de la inundación’’ eran los ejércitos germánicos hostiles con Roma en la franja norte del imperio. Sin embargo, la Watchtower parece estar diciendo que las fuerzas germánicas son tanto los “brazos de la inundación’’ como aquellos que son “inundados”. Pero, ¿qué tan razonable es eso? Betel no ofrece una explicación sensata acerca de cómo fueron inundados los brazos de la inundación.

En segundo lugar, parece completamente injustificado llegar a la conclusión de que aquellos que fueron “inundados” eran tribus germánicas, cuando no hay nada en el contexto inmediato de esta parte del libro de Daniel que apoye esa noción. Teniendo en cuenta que el enfoque de la profecía tiene que ver con lo que iba a ocurrir en el “reino espléndido” en relación con la ejecución del ‘’Caudillo del pacto” por parte del rey del norte, parece que aquellos que son inundados son los judíos. Es muy dudoso que el ángel mencione una oscura batalla entre las tribus germánicas y los ejércitos romanos en el mismo contexto en el que predijo la ejecución del Hijo de Dios. La interpretación de Betel es una falacia.

Aquellos que supuestamente son buenos intérpretes de la Biblia deben tener en cuenta que esta se interpreta a sí misma. Por ejemplo, el capítulo nueve del libro de Daniel habla del lugar santo judío como el reino espléndido y de cómo este fue inundado y quedó desolado por una cosa repugnante después de que el Mesías fue cortado. Ese es exactamente el mismo tema del versículo en cuestión en relación con el rey del norte.

Parece razonable concluir que aquellos que fueron inundados y “quebrantados” en Daniel 11:22 son los residentes del ‘’reino espléndido”, los cuales, lastimosamente, rechazaron al “Caudillo del Pacto”. La inundación desoladora obviamente ocurrió en el año 70 E.C. cuando los ejércitos romanos bajo el mando del general Tito destruyeron por completo Jerusalén.

Evidentemente, sin embargo, la identidad del rey del norte en cada etapa no se limita a un solo individuo, como Tiberio. Sino que, más bien, la profecía continúa incluyendo acontecimientos que reyes individuales, como Tiberio, simplemente pusieron en marcha.

MEDIANTE UNA NACIÓN PEQUEÑA

Dado que este aspecto de la profecía nos lleva más allá del reinado del despreciado sucesor de Augusto, Tiberio, el comentario de la Watchtower sobre el próximo lapso de versículos también debe ser examinado: ‘’ Y por haberse aliado ellos con él, él efectuará engaño y realmente subirá y se hará poderoso mediante una nación pequeña.’’

El comentario del libro Prestemos Atención nos dice que esta profecía aplica a los asuntos internos del cuerpo político romano. El “haberse aliado ellos con él” supuestamente aplica al Senado romano. Pero, nuevamente, no hay nada en el contexto que justifique atribuir arbitrariamente el pronombre “ellos” a una entidad como el Senado romano. El contexto nos dice que “ellos” son “inundados por causa de él”.

Por lo tanto, parece que la profecía está diciendo que los judíos se aliaron con el Imperio Romano. ¿Pero cómo? Nuevamente, al permitir que las Escrituras se interpreten a sí mismas, encontramos la respuesta en el Salmo dos. Este es una profecía mesiánica, que los apóstoles aplicaron a la conspiración anticristo que se desarrolló en el primer siglo entre los líderes judíos y el gobernante romano, Poncio Pilato. En Hechos 4: 26-28, los apóstoles oraron a Dios, citando el Salmo dos y dieron a conocer la siguiente interpretación inspirada diciendo: ‘’ Los reyes de la tierra tomaron su posición y los gobernantes se reunieron en masa como uno solo contra Jehová y contra su ungido’. De veras, pues, tanto Herodes como Poncio Pilato con [hombres de] naciones y con pueblos de Israel realmente fueron reunidos en esta ciudad contra tu santo siervo Jesús, a quien tú ungiste, a fin de hacer cuantas cosas tu mano y consejo habían predeterminado que sucedieran.’’

Lucas también nos informa que Herodes, el llamado rey judío edomita, y Poncio Pilato se hicieron amigos el mismo día en que Cristo fue ejecutado. Lucas 23: 11-12 dice: ‘’Entonces Herodes, junto con los soldados de su guardia, lo desacreditó, y, burlándose de él, lo vistió con una prenda de vestir vistosa, y lo devolvió a Pilato. Entonces Herodes y Pilato se hicieron amigos uno del otro en aquel mismo día; porque antes de aquello habían continuado enemistados entre sí.’’

La indecente alianza política entre los judíos y sus despreciados gobernantes romanos podría considerarse un aspecto del cumplimiento de la profecía de Daniel. Sin embargo, sabemos que el Salmo 2 tiene un cumplimiento de mayor alcance.

En este momento es importante tener en cuenta algunos detalles cruciales. “La tierra de la Decoración” en Daniel 11:16 y “la tierra de la Decoración” en el versículo 41 no son lo mismo. Esto se debe a que la tierra de la Decoración original era el “reino espléndido” literal de Judá. Pero en el Pentecostés del año 33 E.C. surgió un Israel cristiano y ese es el reino sobre el cual Cristo gobierna. Entonces, la congregación ungida que llegó a existir en ese momento es la “tierra de la Decoración” de hoy en día. Los testigos de Jehová son conscientes de este hecho.

Además, el “Caudillo del pacto”, Cristo, no es el líder del pacto mosaico que Dios realizó con la nación de Israel. Jesús media un pacto con los miembros del “Israel de Dios”, nombre con el cual Pablo designó a la congregación cristiana. Pero trágicamente, al igual que la nación israelita carnal rechazó a Cristo y se volvió apóstata, poco después de que la nación del Israel espiritual llegó a existir, se desarrolló una apostasía a gran escala.

Con estas características superpuestas de las profecías en mente, es digno de mención que los obispos cristianos apóstatas también se aliaron con el rey romano del norte, tal como lo hicieron los líderes judíos. ¿Cómo sucedió eso?

Después de la muerte de los apóstoles, el cristianismo gradualmente se volvió más y más corrupto. Eventualmente y a pesar de que los cristianos solo componían alrededor del 10% de la población total que vivía bajo la dominación romana en el siglo IV, el emperador Constantino hizo del “cristianismo” la religión estatal. En ese momento nació la cristiandad.

Por esos medios, el Imperio Romano estaba preparado para hacerse ‘’poderoso mediante una nación pequeña’’, la ” nación pequeña’’ que surgió del Israel de Dios. Y a través de los falsos cristianos aliados con él, el rey del norte pudo “efectuar engaño”.

Piénselo: al convertir al cristianismo apóstata en la religión oficial de su extenso reino, Constantino, el emperador de Roma, el rey del norte, se convirtió en el jefe titular de lo que había sido la congregación de Cristo.

¡Y cuan grandes son los efectos que ha tenido esa repugnante alianza! Hasta el día de hoy, la cristiandad está inseparablemente unida a los gobernantes políticos. En Gran Bretaña, por ejemplo, la reina también es la jefe de la Iglesia de Inglaterra. Debido a esta alianza impía y perdurable, cientos de millones de católicos, protestantes y miembros de iglesias ortodoxas permanecen bajo el falso sistema doctrinal de adoración instituido por primera vez en el Concilio de Nicea, el cual fue convocado por el emperador Constantino.

En lo que respecta a la interpretación de Betel, el comentario del libro Prestemos Atención nos dice que la “nación pequeña” es la llamada Guardia Pretoriana. La Guardia Pretoriana era un grupo de élite de infantería y caballería, el cual seleccionaba cuidadosamente a sus miembros y servía como un tipo de servicio secreto y un guardaespaldas para el emperador. ¿Pero es realmente exacto decir que el emperador se hizo poderoso por medio de ellos? Realmente no. Los Césares eran poderosos porque controlaban un ejército enorme, no solo a sus guardaespaldas pretorianos. En algunos aspectos, la Guardia Pretoriana representaba una amenaza de asesinato, ya que estaban muy cerca del trono, por lo que tenía que pagárseles bien para asegurar su lealtad.

La interpretación de la Watchtower es insostenible, no solo por eso, sino que nos preguntamos lo siguiente: ¿por qué dejaría Jehová registrados como profecías asuntos triviales de la historia en vez de iluminarnos acerca de cómo el Imperio Romano se perpetuó desde la antigüedad hasta ahora? De acuerdo a la Sociedad, la profecía no proporciona ningún detalle acerca de cómo el rey del norte sobrevivió a la llamada caída del Imperio Romano. En el capítulo, los dos reyes cambian de identidad, del libro Prestemos Atención, la Sociedad nos dice lo siguiente:

“Sin mencionar detalles innecesarios de la desintegración del Imperio romano —una desintegración que se extendió por varios siglos—, el ángel de Jehová pasó a predecir otras hazañas de los reyes del norte y del sur. Sin embargo, un breve repaso de ciertos hechos históricos concernientes al Imperio romano nos permitirá determinar la identidad de los dos reyes rivales en tiempos posteriores.’’

El comentario de la Watchtower deja a los curiosos estudiantes de la Biblia rascándose la cabeza, preguntándose el por qué Jehová supuestamente sintió la necesidad de informarnos acerca de la historia intrascendente relacionada con las batallas que se dieron en la frontera germánica, la relación insignificante entre el Senado romano y el  César y la Guardia Pretoriana mientras omitió  “detalles innecesarios”  acerca de cómo fue que el Imperio Romano se transformó en la cristiandad para perpetuarse en la era moderna.

Primero que todo, Dios no solo nos revela el futuro para impresionarnos con su gran visión. Uno de los objetivos principales de las profecías es revelar cómo el propósito de Dios se ha desarrollado y se desarrollará en relación con su pueblo. Ciertamente, el propósito de Jehová está íntimamente relacionado con el pasado histórico de la cristiandad; aunque esto solo sea para que conozcamos nuestra herencia espiritual y cómo el escenario político y religioso del mundo se ha desarrollado hasta lo que es en nuestros días. Pero las interpretaciones preferidas de la organización presentan a los estudiantes de la Biblia una enorme brecha infranqueable entre los Césares romanos y el rey moderno del norte, quienquiera que este sea. Teniendo en cuenta esto, ¡la exhortación de la Sociedad de seguir prestando atención a las profecías de Daniel es un buen consejo!

Volviendo a Daniel 11:24, leemos: “Durante un [tiempo] libre de cuidados, aun en lo pingüe del distrito jurisdiccional entrará y realmente hará lo que no han hecho sus padres ni los padres de sus padres. Botín y despojo y bienes esparcirá entre ellos; y contra lugares fortificados tramará sus tramas, pero solo hasta un tiempo.’’

Consejo de Nicea

La Watchtower no ofrece comentarios acerca de cómo Tiberio César pudo haber hecho “lo que no han hecho sus padres ni los padres de sus padres”. Se nos dice simplemente que Tiberio hizo ciertas mejoras dentro del Imperio Romano, alivió la carga fiscal y, así, el rey del norte compartió los despojos del imperio. Pero si en verdad la profecía acerca de los aliados de él tiene un cumplimiento secundario en los obispos apóstatas aliados con Constantino, entonces el versículo 24 tendría aplicación al período en el que la cristiandad dominó a Europa.

Antes de Constantino, el cristianismo estaba prohibido y los cristianos eran perseguidos periódicamente por los emperadores romanos. Al hacer del cristianismo la religión del estado, los ‘’cristianos’’ entraron en un período descrito apropiadamente en la profecía de Daniel como “un tiempo de libres cuidados”.

Por medio del título de ‘’Máximo Pontífice’’ cristianizado, los papas se convirtieron en los sucesores de los emperadores romanos, y como tal, el rey del norte pudo hacer lo que los Césares (“sus padres y los padres de sus padres”) no habían podido realizar. A través del pontificado, el rey del norte pudo controlar más eficazmente la civilización europea, así como el cristianismo mismo. Durante el colapso del Imperio Romano en los siglos IV y V, lo cual marcó el comienzo del período de aproximadamente 1.000 años conocido como el Oscurantismo, hasta el final del Sacro Imperio Romano a principios de 1800, el sistema establecido en su lugar por Constantino se mantuvo en el poder. A través del sistema feudal y las cruzadas imperiales, el rey del norte cumplió la profecía que nos dice: “Botín y despojo y bienes esparcirá entre ellos“.

Sin embargo, la dominación del rey del norte sobre Europa no continuaría sin oposición, tal como nos dice la profecía: “ y contra lugares fortificados tramará sus tramas, pero solo hasta un tiempo.’’

“UNA FUERZA SUMAMENTE GRANDE Y PODEROSA’’

Continuando con esta lucha milenaria, ahora se nos menciona de nuevo al rey del sur en Daniel 11: 25-26: “Y despertará su poder y su corazón contra el rey del sur con una gran fuerza militar; y el rey del sur, por su parte, se excitará para la guerra con una fuerza militar sumamente grande y poderosa. Y él no se mantendrá firme, porque tramarán contra él tramas. Y los mismos que coman sus manjares exquisitos traerán su quebranto.” Y en cuanto a su fuerza militar, será llevada por la inundación, y muchos ciertamente caerán muertos.’’ La Watchtower enseña que esta parte de la profecía se cumplió durante el siglo tres de la era común.

El comentario del libro Prestemos Atención nos dice lo siguiente:

“Unos trescientos años después de que Octavio convirtió a Egipto en una provincia de Roma, el emperador romano Aureliano personificó al rey del norte, mientras que Septimia Zenobia, reina de la colonia romana de Palmira, representó al rey del sur… El rey del sur, la entidad gobernante que Zenobia encabezaba, ‘se excitó’ para guerrear contra el rey del norte ‘con una fuerza militar sumamente grande y poderosa’… El propio Aureliano ‘no se mantuvo firme, porque tramaron tramas contra él’. En 275 se dispuso a lanzar una ofensiva contra los persas. Mientras esperaba en Tracia la oportunidad de cruzar el estrecho y entrar en Asia Menor, ‘los que comían de su mesa’ conspiraron contra él y causaron su “quebranto”.

Reina zenobia

Hay varios problemas con esta interpretación. Primero, aunque no hay duda de que Roma conquistó Palmira y capturó a la Reina Zenobia, no hay evidencia que nos indique que la batalla entre el reino de Palmira y Roma fuera tan épica que las legiones imperiales de Roma tuvieran que ser descritas por el ángel como “una gran fuerza militar”; o que los ejércitos de Palmira fueran “una fuerza militar sumamente grande y poderosa”. Una fuente histórica nos indica que el ejército de Roma y el de Palmira eran muy similares en número, con aproximadamente 70000 hombres cada uno. Tales tropas no conforman “una fuerza militar sumamente grande” según los estándares antiguos o modernos.

Además, existe la obvia discrepancia de que la reina Zenobia no era un rey. Quizás parezca un detalle sin importancia, pero seguramente si el ángel de Jehová consideró adecuado referirse a Cleopatra como una mujer en Daniel 11:17, este también hubiera especificado que el rey del sur era una mujer en ese momento.

En segundo lugar, la interpretación de la Sociedad identifica al rey del norte como aquel que “no se mantendrá firme, porque tramarán contra él tramas“. Es cierto que el emperador romano Aureliano fue traicionado y asesinado por su propia guardia pretoriana, tal y como el comentario de la Watchtower nos indica; sin embargo, el contexto inmediato del versículo en cuestión parece indicar que es en realidad el rey del sur, el rey con la fuerza militar grande y poderosa, quien es víctima de los planes conspirativos del rey del norte. Además, el asesinato de Aureliano es una simple nota a pie de página de la historia y no tuvo un efecto significativo en la evolución del Imperio Romano.

La profecía describe la enemistad entre los reyes del norte y del sur, esta no muestra asuntos internos de poca importancia dentro del propio campo del rey. Otra incongruencia obvia en la aplicación de esta porción de la profecía por parte de la Sociedad es el hecho de que el versículo dice: “ tramarán contra él tramas“. En esta porción, la palabra trama está en plural, lo cual nos indica que serían varias, y, obviamente, solo un plan de asesinato puede tener éxito. Cualquier “trama” posterior para asesinar a Aureliano habría sido como matarlo dos veces, lo cual es imposible por obvias razones.

Por último, ¡La incongruencia más evidente en la interpretación de la Sociedad consiste en que el siguiente versículo de Daniel, en el que los dos reyes hablan mentiras sentados en una misma mesa, es aplicado a una conferencia de líderes europeos en La Haya en 1898!

De manera sumamente extraña e incoherente ¡la interpretación de la Sociedad salta inexplicablemente de una batalla relativamente insignificante y un asesinato político en el siglo III a una oscura reunión entre naciones europeas rivales a fines del siglo XIX!

Aquellos cristianos que analizan estas profecías y la interpretación ofrecida por la Watchtower de ellas tal vez se pregunten si el método de Jehová para predecir eventos futuros es realmente tan ilógico e inconexo. Obviamente la respuesta a eso es no.

Sin duda, la Watchtower es la que está equivocada al suponer que el ángel revelador de Dios no da “detalles innecesarios”, cuando es ella misma la que se centra en aspectos intrascendentes de la historia en lugar de acontecimientos realmente significativos.

Debido a que supuestamente el ángel no dio a conocer ningún “detalle innecesario”, la Sociedad se ve obligada a dedicar gran parte de su propio comentario a completar aquellos detalles necesarios que ‘’fueron omitidos’’.

Ya que Betel le da tanta importancia a sucesos triviales en vez de dársela a acontecimientos importantes que han cambiado el rumbo de la historia, tal vez sea hora de desechar las interpretaciones de las profecías de Daniel que esta organización ha hecho. Si eso no se hace ahora, de igual manera se hará en el futuro cuando todas sus falsedades sean desechadas como el flujo menstrual de una mujer, tal como lo predice el libro de Isaías.

UNA AMALGAMA DE HIERRO Y BARRO

Es razonable que la larga lucha por el poder entre el rey del norte y el rey del sur sea el principal fenómeno en torno al cual gira la historia moderna. Sin embargo, no se debe pensar en la disputa en curso entre los dos reyes rivales simplemente en términos de un conflicto militar entre dos ejércitos nacionales opuestos en un campo de batalla. La guerra abierta es solo una expresión externa de un conflicto filosófico subyacente muy profundo. Para comprender la continua enemistad entre el rey del norte y el rey del sur, es vital entender las dos ideologías opuestas que hasta ahora han polarizado al mundo.

Al igual que los sistemas políticos bipartidistas modernos tienen opiniones opuestas acerca de varios temas, el conflicto entre el rey del norte y el rey del sur tiene su base en la guerra entre dos sistemas que son incompatibles el uno con el otro.

En otras partes de Daniel, el profeta nos indica que la potencia que domina al mundo actualmente está dividida tanto política como ideológicamente: “Y como contemplaste que los pies y los dedos de los pies eran en parte de barro moldeado de un alfarero y en parte de hierro, el reino mismo resultará dividido, pero algo de la dureza del hierro resultará haber en él, puesto que contemplaste al hierro mezclado con barro húmedo. Y en cuanto a que los dedos de los pies sean en parte de hierro y en parte de barro moldeado, el reino en parte resultará fuerte y en parte resultará frágil. Como contemplaste hierro mezclado con barro húmedo, llegarán a estar mezclados con la prole de la humanidad; pero no resultará que se mantengan pegados, este a aquel, tal como el hierro no se mezcla con barro moldeado.’’ (Daniel 2:41 – 43).

El rey del norte y el rey del sur también son simbolizados por los pies de hierro y barro del coloso metálico de Nabucodonosor. Pero, ¿qué simbolizan esos dos materiales incompatibles en el mundo real? En pocas palabras, el hierro representa al imperio y el barro representa la forma republicana y democrática de gobierno. El hierro es un símbolo apropiado para la dominación imperial que posee una actitud férrea; mientras que, dado que la humanidad fue hecha originalmente del polvo de la tierra, las propiedades del barro lo convierten en un símbolo apropiado para el hombre común. El preámbulo de la Constitución de los Estados Unidos lo dice de esta manera: ‘’Nosotros el pueblo’’.

El republicanismo es la antítesis de la oligarquía y la monarquía. Los oligarcas y elitistas de la clase dominante típicamente se ven a sí mismos como inherentemente superiores a las clases más bajas. En general, consideran a la humanidad como simples bestias que deben ser dominadas. Sin embargo, las monarquías y los círculos oligárquicos asociados con ellos “se han mezclado con la prole de la humanidad” debido a las estructuras de poder democráticas y parlamentarias que han surgido. 

Sin embargo, la imagen metálica de Daniel nos muestra una sucesión de potencias mundiales, no sistemas o ideologías anodinas. Siendo ese el caso, la expresión política moderna del hierro y el barro debe estar encarnada en la actual potencia mundial dual angloamericana. De hecho, hasta el día de hoy, como sucesor del Imperio Romano, Londres sigue siendo la sede de la oligarquía más poderosa que jamás haya gobernado este planeta. Por otro lado, hasta hace poco, los Estados Unidos han sido históricamente el defensor de los derechos humanos, la libertad y la democracia. La Gran Bretaña y los Estados Unidos forman la alianza angloamericana, pero son una unión incompatible de dos sistemas antagónicos.

Para comprender de manera completa y precisa la guerra actual entre el rey del norte y el rey del sur, debe tenerse en cuenta que hubo un momento en el que el rey del norte gobernó sin rival. La profecía contenida en el capítulo dos de Daniel también hace evidente que el hierro y el barro que forman los pies y los dedos de los pies de la imagen política son un fenómeno relativamente reciente. Las piernas de hierro indican que un solo imperio gobernó antes de la amalgama mencionada. La historia da testimonio del hecho de que la cristiandad sucedió al Imperio Romano, pero finalmente un descendiente de él, el Imperio Británico, tomó su lugar. Pero, mientras el Vaticano y Constantinopla competían por el control político y religioso de una gran parte del planeta durante la oscura edad media, Venecia se convirtió silenciosamente en la capital financiera del mundo.

Bajo su poder, el club multimillonario de la oligarquía de esta ciudad convirtió a Venecia en la ciudad-estado más poderosa de toda la Europa feudalista. Luego, en el siglo XVI, los venecianos exportaron su usurero sistema financiero a Londres, de modo que durante los siglos siguientes el arreglo veneciano fue llevado a la capital de Inglaterra, donde se transformó gradualmente en el moderno sistema financiero global de Wall Street y el FMI.

Se considera un secreto a voces que la oligarquía centrada en Londres de hoy se inspiró en la organización veneciana. Al haberse trasplantado el sistema oligárquico de Venecia a la capital de Inglaterra, La Ciudad de Londres se convirtió en el heredero y perpetuador del imperio Romano, y; por lo tanto, se convirtió en el rey del norte. Ahora bien, ¿Quién llegó a ser el rey del sur?

Durante el tiempo en el que el sistema Feudal dominó a Europa, el 95 % de la población vivía en una situación de semi-esclavitud; las personas eran consideradas como simple propiedad de la clase acaudalada. De manera irónica, la Plaga Negra que azotó al continente europeo por más de un siglo trajo grandes cambios sociales y políticos. Debido a que los estragos que esta plaga causó sobre la población laboral fueron tan grandes, -se estima que esta plaga acabó con la tercera parte de la población o más-, la escasez de mano de obra calificada se hizo patente. Como resultado de esto, la mano de obra calificada llegó a valorarse más, y, por lo tanto, era mejor remunerada. Fue así como comenzó lo que siglos después conoceríamos como la clase media. Al mismo tiempo, El Renacimiento empezó a tener un efecto revitalizador en la sociedad europea. Por último, durante los Siglos XV y XVI, comenzando en Francia bajo el reinado del rey Luis XI, la institución Nación-Estado comenzó a tomar forma y llegó a verse como una alternativa al Feudalismo y al Imperio.

Sin embargo, no fue hasta después de la colonización de las Américas por parte de los europeos que finalmente se formó la primera república verdaderamente independiente del sistema Estado-nación, los Estados Unidos. Hasta entonces, los imperios luchaban entre sí por el dominio, pero por primera vez en la historia moderna, el sistema oligárquico mismo se enfrentaba a un desafío formidable. Así, el rey profético del norte y del sur comenzaron a renovar su enemistad milenaria en la era moderna.

La lucha entre los Estados Unidos y Gran Bretaña continuó después de la Guerra de la Revolución y la Guerra de 1812, cuando los soldados británicos incendiaron la mansión del presidente. Si bien los historiadores de los libros de texto citan el tema de la esclavitud como la única causa de la Guerra Civil Estadounidense, el verdadero conflicto subyacente tuvo que ver con la guerra entre el sistema de economía estadounidense y el sistema británico. La diferencia fundamental entre los dos es que, en el sistema estadounidense, el gobierno tiene la obligación constitucional de usar su poder a favor del bienestar general de todos sus ciudadanos. El sistema británico simplemente busca generar intereses y rentas. Además, solo busca explotar la mano de obra barata a través de diferentes formas de esclavitud y de usura; las cuales reciben el nombre de globalismo y libre comercio en la actualidad.

Antigua venecia

La Guerra Civil Americana fue realmente una manifestación del conflicto en desarrollo entre las entidades representadas por el hierro y el barro en la profecía de Daniel. Antes de la Guerra Civil, los Estados Unidos estaban decidido a abolir el sistema de esclavitud que habían heredado de las potencias coloniales originales. Aunque Gran Bretaña ya había prohibido el comercio de esclavos a principios de 1800, algunos podrían decir que subcontrataron la odiosa comercialización de seres humanos a España; sin embargo, las fábricas de algodón de Inglaterra fueron las principales beneficiarias del algodón producido por los esclavos del sur. Como un hecho histórico poco conocido, la monarquía británica apoyó a la Confederación en un intento de dividir y conquistar la unión de los Estados Unidos. Si no hubiera sido por la intervención del Zar Alejandro y su amenaza de utilizar a la Marina Rusa para prevenir un bloqueo británico en contra de los puertos de Estados Unidos, el resultado de la guerra hubiera sido muy diferente. Fue precisamente durante la Guerra Civil cuando el presidente Abrahán Lincoln aceleró su ambicioso proyecto para la construcción de vías ferroviarias y otras obras de infraestructura, y esto llevó a Los Estados Unidos a un enfrentamiento con la oligarquía de Londres.

En lo que respecta al sistema económico de los Estados Unidos, éste resulto ser muy superior a los ideados por Venecia o los británicos, y; como resultado de esto, otras naciones como Alemania, Japón, Rusia y China comenzaron a emular este sistema con el objetivo de industrializarse al estilo estadounidense. Al ver esto, el Imperio Británico se vio en la necesidad de frustrar la expansión del sistema estadounidense o de lo contrario contemplaría su propia extinción. El proyecto conocido como “El Tren, Berlín – Bagdad” fue la gota que derramó el vaso. La marina mercante británica poseía un gran control sobre el comercio marítimo y estaba decidida a establecer un monopolio sobre los campos petroleros recién descubiertos en el Medio Oriente. Por lo tanto, un ferrocarril que ligara al Medio Este con el corazón de Europa era inaceptable. ¡Las maquinaciones geopolíticas británicas bajo el rey Eduardo VII finalmente lograron provocar la Primera Guerra Mundial, y mediante esa guerra los Estados Unidos fueron subvertidos de su misión histórica de oposición a la oligarquía y lucharon por la preservación del imperio!

Una vez que hemos establecido el fundamento histórico para el conflicto épico entre estos dos sistemas hostiles, podemos situar mejor los acontecimientos actuales en el contexto de la profecía del rey del norte y del sur.

Anteriormente nos vimos en la necesidad de reevaluar nuestra interpretación de Daniel 11:23-24. Por lo tanto, es obvio que también es necesario realizar un ajuste a nuestra interpretación de Daniel 11:25-26. Esos versículos nos dicen lo siguiente: “Y despertará su poder y su corazón en contra del rey del sur con una gran fuerza militar; y el rey del sur, por su parte, se excitará para la guerra con una fuerza militar sumamente grande y poderosa. Y él no se mantendrá firme porque idearán tramas contra él. Y los mismos que coman sus manjares exquisitos traerán su quebranto. Y en cuanto a su fuerza militar, será llevada por la inundación, y muchos ciertamente caerán muertos.”

Como una interpretación alternativa, y en vista de las revisiones propuestas anteriormente, la renovación del conflicto entre el rey del norte y del sur que involucra a “un ejército extremadamente grande y poderoso” describe bien la Gran Guerra de 1914. Desde una perspectiva histórica amplia, la cual es seguramente la visión de Jehová acerca de los asuntos terrenales, la Primera Guerra Mundial fue un choque épico entre los remanentes del poder imperial romano y el poder floreciente de la forma republicana de gobierno, que nació durante el Renacimiento y fue desencadenada por la Revolución Americana.

Como se sabe, la Primera Guerra Mundial fue el episodio más intenso de derramamiento de sangre en la historia del mundo hasta ese momento. Más de 35 millones de hombres murieron o resultaron heridos en la masacre, tal como la profecía de Daniel nos dice: “y muchos ciertamente caerán muertos”. Un gran número de hombres fueron movilizados para la guerra. ¡Algunos cálculos indican que el total de hombres en pie de lucha durante la Primera Guerra Mundial ascendió a 65 millones! Ciertamente, eso se ajusta a la descripción del ángel de “una fuerza militar sumamente grande y poderosa”. Obviamente, esos números superan con creces las fuerzas combinadas de la reina Zenobia y los ejércitos romanos.

Pero, dado que los Estados Unidos y la Gran Bretaña fueron aliados victoriosos en la Primera Guerra Mundial, y los Estados Unidos representan al rey del sur, entonces, ¿De qué manera puede decirse que el rey del sur sucumbió a los embates y a las tramas del rey del norte? La respuesta a esta pregunta le sorprenderá mucho.

“IDEARÁN TRAMAS CONTRA ÉL”

Después de la Guerra Civil, los Estados Unidos emergieron rápidamente como la mayor potencia industrial sobre  la tierra. Pronto quedó claro para los principales círculos oligárquicos de Londres y Europa que el Imperio británico formal había alcanzado su cenit bajo la reina Victoria y sin duda, estaba condenado a desvanecerse en la irrelevancia durante el nuevo siglo XX, a menos que se hiciera algo. Y algo aún más alarmante para los colonialistas e imperialistas, era el hecho de que las naciones estaban dispuestas a emular el modelo de desarrollo estadounidense.

En su libro The Anglo-American Establishment, el historiador Carroll Quigley escribe con considerable detalle la manera en que se formaron numerosas sociedades secretas traslapadas, así como muchos foros de discusiones durante las décadas previas a la Primera Guerra Mundial; principalmente con el propósito de subvertir a los Estados Unidos para que estuviera de nuevo bajo el control del Imperio Británico. Uno de esos grupos fue The Fabian Society, el cual se estableció a fines del siglo XIX y adoptó el objetivo a largo plazo de condicionar al mundo para que aceptara el socialismo. Más tarde, el Instituto Real de Asuntos Internacionales (también conocido como Chatham House) fue establecido en 1919 con el propósito de promover las relaciones angloamericanas. El magnate de los diamantes ultra rico, Cecil Rhodes, de quien recibió el nombre el país africano de Rhodesia que ahora es Zimbabue, junto con HG Wells, Bertrand Russell, Lord Alfred Milner, los Rothschild y otros parecen haber sido los principales arquitectos de un complot subversivo para reinventar al Imperio Británico y convertirlo en un gobierno mundial.

Un extracto de un libro publicado por Carol White en 1980, describe una reunión del Coefficients Club, compuesto por imperialistas conspiradores, la cual tuvo lugar en Londres en 1903 y cuyo propósito era planear como conquistar a los Estados Unidos para que pudiera servir como el “gigante imbécil” de Londres al luchar sus guerras y pagar sus cuentas.

En lo que respecta a conspiraciones, El Plan de Planes, tiene como objetivo destruir el modelo económico estadounidense a través del mundo y establecer un imperio mundial anglosajón, el cual conocemos actualmente bajo el nombre del Nuevo Orden Mundial. Para lograr su conspiración abierta, como la llamó H.G. Wells, estos confabuladores se dieron cuenta que lo primero que tenían que hacer era ahogar el motor productivo de Los Estados Unidos. Esto lo hicieron por medio de controlar el aspecto crediticio; lo cual significaba la destrucción del Sistema Bancario Nacional de Los Estados Unidos.

El escritor Edward Griffin muestra con lujo de detalles en su libro títulado “The Creature From Jekyln Island”, como, en 1913, por medio de agentes estadounidenses como Paul Warburg y J.P. Morgan, algunos banqueros con sede en Londres tuvieron éxito al imponer a Los Estados Unidos el tener al Banco de la Reserva Federal en manos privadas. Esto resultó en una subversión de la soberanía económica de los Estados Unidos, la cual cayó en las manos de unos cuantos banqueros privados, cuyos objetivos están diametralmente opuestos a los intereses del pueblo.

Tales casos de descarada inconstitucionalidad fue precisamente lo que los fundadores de Los Estados Unidos trataron de prevenir. Sin embargo, esta trama fue tan exitosa que aún décadas después de ello, la mayoría de los estadounidenses creen que la Reserva Federal es propiedad del Gobierno de Los Estados Unidos. No. No lo es. Aunque la Reserva Federal es gobernada por una junta de directores, – llamados gobernadores – y aunque ellos son nombrados por otras personas, Edward Griffin nos dice en su libro que esto es solo una cortina de humo para hacer creer que la Reserva Federal es una institución gubernamental.

 La impresionante visión de Jehová describe con exactitud la conspiración actual cuando por medio de su profeta nos dice que “Ellos idearán tramas contra él.”

La segunda fase del plan de la oligarquía para perpetuar el imperio británico consistía en fomentar la guerra en el continente europeo.

Los fundadores de Los Estados Unidos se dieron cuenta desde un principio de la importancia de mantenerse al margen del involucramiento en los asuntos internos de otras naciones y de las guerras. En 1823 el presidente James Monroe introdujo la política estadounidense de neutralidad. Esta doctrina con el tiempo llegó a conocerse como la Doctrina Monroe. La Doctrina Monroe es un principio que establece el no involucramiento de Los Estados Unidos en los asuntos de Europa, así como las potencias colonialistas de Europa no deben entrometerse en los asuntos de Los Estados Unidos ni del resto de América.

Hasta antes de la Primera Guerra Mundial, Los Estados Unidos mantenían su neutralidad respecto a las naciones europeas. Aún después del inicio de la Primera Guerra Mundial; debido a las múltiples relaciones de Estados Unidos con las naciones europeas, los Estados Unidos permanecieron neutrales. El 19 de agosto de 1914 el presidente Woodrow Wilson se dirigió al congreso con estas palabras: “Todo aquel hombre que verdaderamente ama a Los Estados Unidos debe de actuar y hablar en el nombre de la neutralidad; lo cual es hablar en el nombre de la imparcialidad, de la justicia, y de la amistad para todas las partes involucradas”.

Sin embargo, el hundimiento del barco Lusitania por parte de fragatas alemanas, lo cual resultó en la muerte de 120 estadounidenses; así como otros acontecimientos subsecuentes, obligaron a Los Estados Unidos a involucrarse en este acontecimiento bélico en 1917 al lado de Gran Bretaña y Francia. Hasta este momento aún existe la controversia y la sospecha que fueron los británicos quienes engañaron a los alemanes al hacerles creer que el barco Lusitania llevaba municiones de Nueva York a la Gran Bretaña. El buque Lusitania supuestamente incluso desaceleró para detenerse en aguas infestadas de botes en la costa de Irlanda. Si esta conspiración fue verdad o no es algo que no tiene relevancia; lo que sí es históricamente cierto es que el hundimiento de este barco caldeó los ánimos en pro de la guerra y la propaganda en contra de los alemanes terminó convenciendo a la opinión pública de que los Estados Unidos debían entrar a la guerra a favor de los británicos. Esa había sido la intención de los conspiradores todo el tiempo.

El confidente y consejero más cercano de Woodrow Wilson, el Coronel Edwin Mandell House, a menudo conocido como el alter ego de Wilson, era, de hecho, un simpatizante de la oligarquía, -si no es que un agente británico-, y fue uno de los principales responsables de que Los Estados Unidos se hayan unido a la trágica Primera Guerra Mundial. Aparentemente, House también fue pieza clave en el establecimiento de la Reserva Federal, así como en la creación del Consejo de Relaciones Exteriores en 1919, la cual es el hermano gemelo del Royal Institute for International Affairs; institución creada por la oligarquía británica. Ambas organizaciones tienen como objetivo el establecimiento de un imperio bajo el control Anglo-Americano y la destrucción del sistema Estado-Nación que actualmente gobierna al mundo. Como consejero del presidente Wilson, a Edwin House también se le reconoce como el principal arquitecto; por parte de Estados Unidos, en la creación de La Liga de Naciones.

Aunque la entrada de los Estados Unidos a la Gran Guerra favoreció de manera rápida y notable a los llamados aliados, esta nación solo sirvió como el “Gigante Imbécil” a los intereses de Londres, además, poco tiempo después se vio cargada de deudas causadas por la guerra y se halló a sí misma con su Banco Central en manos de extranjeros sirviendo a los intereses del Imperio Británico. Después de un siglo de lucha en contra de los Lords de Londres, los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial tuvieron éxito y lograron que los Estados Unidos se convirtieran en el principal aliado de sus antiguos enemigos. Además, los intereses imperiales de Londres se vieron favorecidos por la destrucción de sus rivales imperiales continentales.  De esta manera, el rey del sur estadounidense fue engañado y tomó un camino que lo llevaría a su propia ruina; camino trazado por traidores al servicio de la Corona Británica. Así fue como se cumplió La Escritura que nos dice: y los mismos que coman sus manjares exquisitos traerán su quebranto.’’

El 28 de junio de 1919, mientras los victoriosos Aliados se sentaban en la misma mesa para firmar el fin del conflicto y forzar a Alemania a aceptar los términos del Tratado de Versalles, los signatarios de este tratado aparentaban buscar la paz. Todo era una mentira. Los historiadores están de acuerdo con que los términos estipulados en este tratado eran inaceptables; especialmente en lo que se refiere a los gastos por reparación de daños causados por la guerra impuestos a Alemania. Ellos dicen que en realidad el Tratado de “Paz” de Versalles fue lo que hizo el ascenso al poder por parte de los Nazis y la Segunda Guerra Mundial algo virtualmente inevitable.

De esta manera se cumplió Daniel 11:27 donde leemos: “Y en lo que respecta a estos dos reyes, su corazón estará inclinado a hacer lo que es malo, y en una misma mesa una mentira es lo que seguirán hablando. Pero nada tendrá éxito, porque el fin es todavía para el tiempo señalado.”

Aunque el imperio tuvo éxito al seducir y controlar al “Gigante Imbécil”, ellos no tuvieron éxito al crear; de manera inmediata, el gobierno global controlado por los británicos, lo cual fue el objetivo original de la Liga de Naciones. A pesar de haber sido llamada “La Expresión Política del Reino de Dios Sobre la Tierra” por muchos clérigos de la cristiandad, Los Estados Unidos se rehusaron al ratificar el tratado aduciendo que esto violaba la Doctrina Monroe.

La visión profética no podía permitir que el rey del norte lograra su preciado objetivo de un imperio global antes del tiempo señalado del fin; pues como se nos dice en La Escritura, “esto es todavía para un tiempo señalado”. Mientras tanto, 11 años después de la Gran Guerra el rey del norte usó su recientemente adquirido poder sobre los asuntos financieros del rey del sur para causar su ruina al quebrantar la economía de Los Estados Unidos. Es un hecho histórico que la oligarquía de Londres fue la causante de la Gran Depresión, tal como lo registra Webster Tarpley en su libro Against Olygarchy.

SU CORAZÓN ESTARÁ EN CONTRA DEL PACTO SANTO

Un ejemplo de un complot que no tuvo éxito contra el rey del sur ocurrió durante la Gran Depresión. Este consistía en derrocar al gobierno de los Estados Unidos, y fue frustrado cuando un oficial militar de alto rango, Smedley Butler, expuso la conspiración ante el Congreso y el presidente Franklin Roosevelt usó sus poderes presidenciales para actuar en contra de aquellos a quienes llamó “realistas económicos”. ¿Cómo sabemos que esto tenía que ver con el londinense rey del norte? Bueno, prácticamente todos los conspiradores estaban conectados con Wall Street y el Consejo de Relaciones Exteriores creado por los británicos.

Pero no solo los astutos imperialistas estaban decididos a erradicar el sistema de economía estadounidense, sino que también tenían la intención de controlar, corromper y destruir el cristianismo; porque en su opinión, el sistema republicano encontró su legitimidad en el principio fundamental de que el hombre fue hecho a la imagen de Dios. Además, a finales del Siglo XIX los cristianos verdaderos no pasaron desapercibidos ante los ojos de los poderes inicuos espirituales, los verdaderos gobernantes de este mundo. En ese tiempo, Charles T. Russell y su círculo íntimo de amigos y cristianos ungidos fundaron la revista La Atalaya, así como La Sociedad Watchtower. Tal como en el primer siglo, el rey del norte tendría que lidiar con los enemigos terrenales de su amo satánico. Esto es evidente por lo que leemos en Daniel 11:28: “Y volverá a su país con una gran cantidad de bienes, y su corazón estará contra el pacto santo. Y actuará eficazmente, y ciertamente volverá a su país.’’

Tal como nos muestra la historia, el imperio Romano, de manera cruel y sanguinaria, persiguió a los seguidores ungidos de Cristo Jesús. Sin embargo, después Roma adoptó una actitud más tolerante hacia el cristianismo y con el tiempo hasta adoptó a la corrupta cristiandad como su religión oficial. Al romper sus lazos con El Vaticano, Londres creó su propia versión del cristianismo y fundó su propia iglesia; la llamada Iglesia Anglicana de Inglaterra. No obstante, con el reavivamiento y resurgimiento de los seguidores de Jesús, así como con su gran crecimiento, aquellos en pacto con Jehová terminaron siendo víctimas de la ira del rey del norte, ya que este termina “Volviendo a su país”; es decir, este rey también asume la misma postura anticristiana de la Roma original.

No es casualidad entonces que, justo antes del momento en el que los Estudiantes Internacionales de la Biblia comenzaron a promover las doctrinas bíblicas originales, la sede del Imperio también generó varias formas virulentas de anticristianismo. Entre ellos se encontraban el darwinismo y el comunismo y la visión satánica de que la humanidad evolucionó a partir de formas de vida inferiores. A través del creciente control de la oligarquía sobre las instituciones académicas y los medios de comunicación, la evolución casi suplantó la verdad bíblica sobre el origen divino de la humanidad.

Helena Blavatsky

Además, casi al mismo tiempo en que C.T. Russell comenzó a publicar la Atalaya; el satanismo fue institucionalizado en los Estados Unidos por medio de la médium espiritista que odiaba a Jehová, Helena Blavatsky. Aunque Blavatsky nació en Rusia, sus viajes por el mundo finalmente la llevaron a Londres, donde muchos de los aristócratas británicos adoptaron su teosofía oculta. Finalmente, Blavatsky encontró su camino a Nueva York, donde ayudó a establecer la Sociedad Teosófica. A través de los niveles superiores de la masonería, la teosofía de Blavatsky se ha convertido en la base de la religión de la Nueva Era del día de hoy, la cual es enormemente popular y multifacética. La británica Alice Bailey fue una prolífica escritora ocultista y fue miembro de la Sociedad Teosófica. En 1922, fundó una empresa editorial en la ciudad de Nueva York llamada Lucis Trust. Hoy, Lucis Trust es una ONG prominente con estatus consultivo en las Naciones Unidas y es una gran promotora de la ONU. A su vez, la influencia de Lucis Trust es, sin duda, la razón por la cual el panteísmo de la Nueva Era también ha sido adoptado como la religión no oficial de las Naciones Unidas.

Pero el rey del norte tomó medidas más agresivas contra el “pacto santo”. A medida que la influencia de los Estudiantes Internacionales de la Biblia comenzó a extenderse por América del Norte y Europa, inicialmente a través de medios como el increíblemente exitoso Foto Drama de la Creación, y más tarde por medio de la radio y textos impresos, millones de personas llegaron a conocer verdades bíblicas ocultas durante mucho tiempo. Sin embargo, no pasaron muchos años antes de que de las semillas de la guerra sembradas en Versalles brotaran el fascismo, el holocausto y los horrores de la Segunda Guerra Mundial, como una afrenta directa al pacto santo.

Daniel 11: 29-30 predice otro enfrentamiento entre el rey del norte y el rey del sur: “Al tiempo señalado volverá, y realmente vendrá contra el sur; pero no resultará ser al final lo mismo que al principio.  Y ciertamente vendrán contra él las naves de Kitim, y tendrá que sentirse desalentado. Y realmente volverá y arrojará denunciaciones contra el pacto santo y actuará eficazmente; y tendrá que volver, y dará consideración a los que dejan el pacto santo.”

Los libros de historia nos dicen que Hitler y el Nazismo son una creación netamente alemana. La verdad de las cosas es que Hitler fue apoyado económicamente por ciertos elementos del establecimiento antiamericano y la oligarquía financiera británica. Es muy interesante saber que, Webster Tarpley, en su libro “La Biografía No Autorizada de George Bush”, nos dice cómo el abuelo del expresidente de Los Estados Unidos fue pieza clave para asegurar préstamos por parte de los hermanos Harriman Brown a favor del régimen Nazi. También es bien sabido que la familia Rockefeller tenía negocios con los nazis, incluso durante la guerra. La revista “Executive Intelligence Review” ha estudiado documentos que han dejado de ser clasificados y comprenden el tiempo en que Franklin Roosevelt fue presidente de Los Estados Unidos. En estos documentos se nos dice que la administración de Roosevelt estaba al tanto que la aristocracia europea estaba detrás del complot para enfrentar al Comunismo Soviético en contra del Nazismo Alemán con el propósito de asustar a las naciones europeas para lograr la disolución de los gobiernos nacionales autónomos y así poder formar un Superestado Feudal. La inteligencia de Estados Unidos calificó al movimiento fascista de ese período como sinarquismo. (Una sinergia del fascismo y el comunismo).

En armonía con la forma en que está escrita la profecía de Daniel, no debemos esperar que las identidades del rey del norte y del sur cambien tan abruptamente de un versículo a otro, tal como afirma la Sociedad Watchtower. Y de acuerdo con los hechos reales de la historia, la Segunda Guerra Mundial volvió a enfrentar a los Estados Unidos contra las maquinaciones del Imperio británico. Con la otrora poderosa economía estadounidense sumida en la depresión y la nación misma a punto de caer en el fascismo de los banqueros, el rey del norte tenía la intención de dar el golpe de gracia mortal al rey del sur desatando las fuerzas combinadas de los nazis y los imperialistas japoneses contra los Estados Unidos.

Pero las cosas no salieron como la oligarquía había planeado. El éxito previo que se tuvo contra el rey del sur no se repitió durante la Segunda Guerra Mundial, y de esa manera se cumplió la profecía que nos dice: “Pero no resultará ser al final lo mismo que al principio’’.

Durante y después de la guerra, el sistema de economía estadounidense tuvo gran éxito una vez más, y esto rápidamente sacó a la nación de la Gran Depresión. El resultado fue que los Estados Unidos se convirtieron en una superpotencia económica y militar y, a través del Plan Marshall, las naciones de Europa occidental también recibieron asistencia para recuperarse rápidamente de la devastación provocada por la guerra. Después de la Segunda Guerra Mundial, el rey imperialista del norte se encontró frente a una nueva ola de orgullo nacionalista y fortaleza económica. En pocas palabras, y como lo predijo el ángel, el rey del norte se sintió desalentado.

“LOS QUE DEJAN EL PACTO SANTO”

Daniel 11:30 dice: “Y realmente volverá y arrojará denunciaciones contra el pacto santo y actuará eficazmente; y tendrá que volver, y dará consideración a los que dejan el pacto santo.’’ Pero, ¿”actuar eficazmente” contra qué o quién? La Sociedad nos dice que esta profecía se cumplió en la Alemania posterior a la Primera Guerra Mundial y con el ascenso del nazismo. De aquellos “que dejan el pacto”, se nos dice que son el clero de la Cristiandad, puesto que muchos de ellos apoyaron a Hitler. Obviamente, la Sociedad ignora por completo que la Cristiandad nunca ha estado en un pacto con Dios. Según la Sociedad, la Cristiandad solo “cree y afirma” falsamente estar en un pacto con Cristo Jesús, y por medio de “afirmar” que ellos son parte del pacto, supuestamente la profecía de Daniel se cumplió.

También se nos dice que el rey nazi del norte de la Watchtower ha lanzado denunciaciones contra el santo pacto al perseguir a los testigos de Jehová. Pero dado que el plan nazi de Hitler para dominar el mundo fue un completo fracaso, como lo fue su intento de destruir a los testigos de Jehová, ¿cómo puede ser cierto que los nazis “actuaron eficazmente”?

De acuerdo con la evidencia ya presentada, no parece razonable concluir que Alemania fue en algún momento el rey profético del norte. Además, en lugar de simbolizar al clero, es más razonable pensar que los que ‘’dejan el pacto santo” son aquellos que en un tiempo fueron cristianos ungidos, pero después se convirtieron en apóstatas.

Así como Judas fue un cómplice muy útil para rey romano del norte, y el imperio en sí también tuvo éxito al seducir a algunos cristianos ungidos antes y durante la época de Constantino, de modo que la congregación de Cristo fue tristemente devorada por lo que se convirtió en la cristiandad, con el surgimiento de los testigos de Jehová en tiempos modernos, evidentemente, el rey del norte, disfrazado del imperio centrado en Londres, volvió a sus antiguas andanzas de infiltrarse en la congregación de Cristo para controlarla desde adentro. De esta manera se puede decir que “actúo eficazmente”. Vale la pena señalar que Jesucristo hizo una conexión entre una de las congregaciones del primer siglo y el trono de Satanás. Después de dar encomio a unos cuantos cristianos ungidos en la congregación de Pérgamo, Jesús dijo: “Sé dónde moras, es decir, donde está el trono de Satanás”. Evidentemente, las palabras de Jesús tienen la intención de reconocer la influencia del Diablo sobre su congregación debido a la proximidad con el trono del inicuo.

Teniendo en cuenta que las cartas a las siete congregaciones simbólicas en Apocalipsis en realidad están destinadas a aquellos que viven durante el Día del Señor, se hace evidente que existe una capital específica asociada con el gobierno del Diablo sobre el mundo actual. De todas las grandes ciudades del mundo, Londres parece servir como el trono terrenal de Satanás. Con el objetivo de darnos cuenta del lugar que ocupa Londres hoy como el centro de control demoníaco y el impacto que Londres ha tenido en los Estados Unidos principalmente, así como en la Watchtower y en los testigos de Jehová, considere, ahora, el desarrollo y el origen del pensamiento religioso moderno y la cultura contemporánea en Gran Bretaña.

Tras la ruptura de Inglaterra con el Vaticano, no pasó mucho tiempo antes de que varios tipos de reformistas protestantes, conocidos colectivamente como puritanos, se separaran de la versión anglificada del catolicismo de la Corona. Esto resultó en años de amarga persecución para los puritanos, lo que finalmente llevó a su migración a los Estados Unidos como los peregrinos originales y, en última instancia, al establecimiento de la república estadounidense en oposición al Imperio Británico. También es notable que los puritanos rechazaron la forma litúrgica de adoración y desarrollaron el servicio basado en sermones que conocen hoy los testigos de Jehová.

La disponibilidad de la Biblia King James y la devoción de los colonos originales establecieron un terreno fértil para las semillas de la verdad que eventualmente se sembrarían en generaciones posteriores. Comprensiblemente, a la Iglesia Anglicana del Rey le costó mucho establecerse en los Estados Unidos al principio, ya que los miembros de la iglesia debían jurar lealtad al rey de Inglaterra. Sin embargo, el Imperio desarrolló medios más sutiles para influir y controlar el pensamiento religioso y político. Después de que la Corona autorizó la traducción de la versión King James de la Biblia a principios de 1600, Londres eventualmente se convirtió en el hogar de numerosas Sociedades Bíblicas y grupos misioneros. Como el Vaticano y Constantinopla habían establecido durante siglos su control sobre la Biblia y el pensamiento religioso, el imperio anglosajón que comenzaba a ascender trató de hacer lo mismo.

Quizás, inevitablemente, no pasó mucho tiempo antes de que el interés cada vez más profundo en la Biblia diera lugar a la enseñanza del israelismo británico y al llamado dispensacionalismo, o lo que hoy se conoce

John Nelson Darby

como la escatología de los últimos tiempos, cuya popularidad se le atribuye al clérigo anglicano, John Nelson Darby. La consecuencia más peligrosa del israelismo británico es el sionismo, que ha sido adoptado prácticamente por todas las sectas y cultos evangélicos y armagedonistas de la actualidad como una auténtica doctrina bíblica. El sionismo se ha convertido en la piedra especial angular de la política exterior angloamericana, al proporcionar una justificación bíblica para el conflicto geopolítico sin fin en el Medio Oriente. Tal vez, el sionismo sirva como un detonador de la guerra nuclear, lo cual es la versión sionista del Armagedón.

A través de la doctrina del israelismo británico (o angloisraelismo) y el aparato secreto de la masonería, aparentemente utilizando en algunos casos redes de agentes de inteligencia angloamericanos, Londres ha creado y controlado numerosas sectas y cultos; cultos como la llamada “Low Church” del Pentecostalismo, así como la Iglesia del señor Armstrong, conocida también como la Iglesia Mundial de Dios, sin olvidar el movimiento de los 60’s “Un Pueblo Para Jesús”, así como el movimiento Moonie; es decir, la Iglesia de Reunificación del “reverendo” Moon. La religión conocida como Bahai Faith es fuerte promotora de la ONU, y también parece tener fuertes conexiones con el Imperio Británico victoriano. El fundador de esta secta se creía profeta y era un firme creyente en un Super-Estado Político.

La religión siempre ha sido utilizada como una herramienta del estado y, al igual que sus antecesores imperiales, Londres también ha actuado de manera efectiva al usar la religión para lograr sus objetivos geopolíticos de dominación mundial. El hilo común que parece vincular a todas las sectas y cultos es la matriz de las sociedades secretas.

Se rumorea que los testigos de Jehová tienen orígenes masónicos. Por lo tanto, no es inapropiado preguntarnos: ¿Hasta qué punto ha sido influenciada la Watchtower por el control religioso imperial de Londres?

Ha habido muchos rumores en años recientes con respecto a la conexión de Charles T. Russell con la masonería. Desafortunadamente, el Pastor Russell es en gran medida el responsable principal de la confusión que existe actualmente. En 1913 el Pastor Russell pronunció un sermón que hablaba muy bien de esa sociedad secreta. Aunque él aclaró que no era masón, su discurso revela que él estaba muy familiarizado con la masonería. El habló en su discurso acerca del sacerdocio cristiano en términos masónicos. Russell, de hecho, dijo que Jesús era el masón mayor, debido a que Jesús es el Constructor Principal del Templo.

Aunque las historias que dicen que el Pastor Russell hacia parte de la descendencia de una familia illuminati no tienen ninguna base real, es un hecho que Charles T. Russell y los Estudiantes Internacionales de la Biblia originales fueron fuertemente influenciados por el Israelismo británico; en esos tiempos diseminado a través de la literatura de algunos adventistas del siglo XIX.

Aunque algunos enemigos de Russell lo acusaron de ser satanista, es obvio para aquellos que aman la verdad que Charles T. Russell era un verdadero hijo de Dios. Sin embargo, también es evidente que hasta cierto grado él fue influenciado por los misterios masónicos de sus días. Por ejemplo: la cruz insertada a través de la corona que aparecía en la revista original de La Atalaya es un símbolo netamente masón. Otro ejemplo es el antiguo símbolo egipcio del sol con alas que apareció en muchas publicaciones de la Sociedad, y a pesar que Russell justificaba su uso basándose en Malaquías 4:2, la Sociedad Watchtower, de manera apropiada, descontinuó su uso. Sabiamente, la Sociedad terminó descontinuando el uso de cualquier símbolo que tuviera orígenes ocultistas. La fascinación de Russell con las pirámides es otra prueba de la influencia de la masonería que tanto lo afectó. Por ejemplo, su “Gráfica de Las Edades” utiliza el mismo símbolo ocultísta que aparece en el billete de un dólar; billete puesto en circulación por la Reserva Federal de E.U.A. Aunque erigida póstumamente a pocos pies de su lápida, hasta el día de hoy, una pirámide masónica marca el memorial de la tumba de Russell en Pensilvania.

En vista de estos hechos innegables, es lógico pensar que el uso por parte de la Sociedad de estos símbolos ocultistas en sus inicios es una prueba de la influencia de la masonería, y, sin duda alguna, estos símbolos también sirvieron para atraer a otros masones a la organización, y de esta manera, seguramente, la Sociedad Watchtower fue infiltrada e influenciada por aquellos de los cuales nos dicen Las Escrituras que terminan “dejando el pacto santo”.

ARROJARÁ DENUNCIACIONES CONTRA EL PACTO SANTO

En vista de los éxitos pasados ​​del rey romano del norte para subvertir al cristianismo, y de las muchas evidencias disponibles de los esfuerzos de Londres para controlar las sectas cristianas de tiempos modernos, no nos sorprendería que Satanás el Diablo haga todo lo posible por usar su aparato terrenal para vencer a los verdaderos siervos de Dios. Pero antes de seguir examinando cómo el rey del norte pudo haberse infiltrado entre los testigos de Jehová, a continuación, se presenta una breve consideración de otras formas en las que el rey imperial del norte ha “actuado eficazmente.’’

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Imperio británico se enfrentó nuevamente al desafío de un rey estadounidense resurgente del sur, así como a una Sociedad del Nuevo Mundo de testigos de Jehová en rápido crecimiento. De modo que el imperio adoptó nuevas tácticas. Tal como ya hemos visto, la estrategia de la oligarquía de Londres no solo ha sido corromper doctrinalmente al cristianismo y controlarlo desde adentro, sino también oponerse a él filosóficamente través del ateísmo y el paganismo.

Después de la horrorosa destrucción de Hiroshima y Nagasaki, lo cual marcó el comienzo de la era nuclear, el Lord británico Bertrand Russell se dio a la tarea de promover un enfrentamiento entre la potencia Angloamericana y la Unión Soviética. El plan de Bertrand Russell tenía la intención de aterrorizar al mundo para que abandonara el nacionalismo y aceptara a las Naciones Unidas como un gobierno mundial.

Al mismo tiempo en el que se explotaba la idea de la “amenaza roja” y se intensificaba la Guerra Fría, el Instituto Tavistock de Londres emprendió una campaña de lavado de cerebro masivo, la cual duró una década, con el propósito de corromper a la civilización occidental. La recién inventada tecnología de la televisión se convirtió en una herramienta poderosa en manos de los ingenieros sociales, no solo como una herramienta de propaganda, sino también como la versión moderna de la táctica Romana del pan y circo.

El Imperio se vio especialmente amenazado por la ola de optimismo cultural que el presidente Kennedy generó a través de programas exclusivamente estadounidenses como los Cuerpos de Paz y, en particular, por su compromiso con el avance científico encarnado en la misión de ir a la Luna. Pero después del traumatismo de la crisis de los misiles cubanos y los asesinatos de líderes estadounidenses clave durante la década de 1960, incluyendo al propio presidente Kennedy, el Imperio promovió el uso del LSD y la contracultura de drogas, sexo y rock & roll para inducir masivamente al pesimismo cultural y al hedonismo en su guerra contra el Renacimiento y el cristianismo.

No es ningún secreto que muchas de las estrellas de rock más famosas de la ola original de la apropiadamente llamada “Invasión Británica” eran hedonistas, ocultistas e incluso discípulos del depravado satanista británico Aleister Crowley. Al mismo tiempo, la campaña “Dios está muerto” también irrumpió en escena durante los turbulentos años 60 y fue dirigida específicamente contra el cristianismo, no contra el panteísmo y los dioses de la religión de la Nueva Era de ese entonces. El resultado de todo esto fue que gran parte de los avances culturales y científicos del rey del sur, que culminaron con la misión Apolo 11, fueron revertidos de manera efectiva en una sola generación por medio de una ola de paganismo, histeria de poder antinuclear y ambientalismo anticientífico, todo en nombre de la salvadora diosa de la tierra, Gaia.

La sociedad fue engañada, al hacerle creer a las personas la mentira de que la cultura cristiana y el progreso científico eran los responsables de arruinar el mundo. Así que, en lugar de producir una nueva generación de científicos, médicos y pensadores como si hubiéramos tenido un nuevo Renacimiento, los enemigos de la civilización llevaron a las masas a una forma de genocidio cultural. Al atacar el fundamento moral del cristianismo bíblico, incluso de manera indirecta, el rey imperial del norte “arrojó denunciaciones contra el pacto santo y actuó eficazmente”.

“LOS CONDUCIRÁ A APOSTASÍA MEDIANTE PALABRAS MELOSAS”

El intermedio entre Daniel 11:32-35 predice cómo el rey del norte afectaría al pueblo de Dios de manera directa. Por ejemplo, Daniel 11:32 nos indica que esta entidad representa una gran amenaza para la fe y la integridad de los testigos de Jehová. Allí leemos: “Y a los que actúan inicuamente contra el pacto, los conducirá a apostasía mediante palabras melosas. Pero en lo que respecta al pueblo que conoce a su Dios, ellos prevalecerán y actuarán eficazmente.”

En la noche de la última cena Jesús instituyó un pacto con sus apóstoles, y, por extensión, con todos sus seguidores ungidos. Al lado del Señor en la mesa de la cena pascual estaba Judas Iscariote, uno de los doce. El traidor Judas era ciertamente culpable de actuar inicuamente contra el pacto. Y ya hemos visto como “el hijo de la destrucción”, Judas Iscariote, tiene una contraparte moderna conocida como el hombre del desafuero, el cual es instrumental en fomentar la apostasía como un preludio inmediato a la manifestación de Cristo. Dado que el Reino de Dios no es parte de este mundo, los cristianos tampoco deben ser parte del mundo. Aquellos que “actúan inicuamente contra el pacto” son apóstatas que violan su pacto con Jehová y Cristo al convertirse en parte del mundo de Satanás.

Siguiendo el patrón descrito en la profecía de Daniel, en los últimos años, la Watchtower ha servido como el portavoz de los cristianos ungidos, los cuales están en una relación de pacto con Dios. Y aunque pocos testigos de Jehová lo admitirían y la mayoría ni siquiera es consciente de ello, la directiva de la organización Watchtower ha violado el pacto con Cristo.

¿De qué manera?

Si bien la Sociedad ha publicado la revista La Atalaya con el subtítulo “Anunciando el Reino de Jehová”, la organización también firmó un pacto como una ONG de las Naciones Unidas, lo cual, como ya se explicó, esencialmente requería que la Sociedad Watchtower usara sus recursos e influencia para difundir información sobre la agenda de la ONU para lograr un gobierno mundial. Debido a su traición, ciertos hombres en los más encumbrados puestos dentro de la organización han actuado de manera perversa contra el pacto cristiano.

Pero, ¿de qué manera, sin embargo, podría afirmarse que el rey del norte ha engañado a la directiva de los testigos de Jehová con el propósito de conducirlos a la apostasía “mediante palabras melosas”?

Bueno, el término ‘’palabras melosas” puede indicar palabras halagadoras o engañosas, falsas. Por lo tanto, no es coincidencia que el nuevo orden mundial de la oligarquía y el mensaje de la Watchtower de un nuevo orden mundial sean casi indistinguibles. De hecho, la terminología es exactamente la misma. (Durante varias décadas, los testigos de Jehová también se refirieron al nuevo mundo como el “nuevo orden”. Sin embargo, hace unos 25 años, aproximadamente al mismo tiempo en el que la Sociedad comenzó su asociación ilícita con la ONU, en una asamblea anual el Cuerpo Gobernante ordenó a los testigos de Jehová que dejaran de usar el término “nuevo orden).

Considere algunas otras similitudes: los que abogan por un nuevo orden mundial mencionan la incapacidad de los gobiernos nacionales para cooperar en la promulgación de leyes ambientales efectivas que prevengan la contaminación desenfrenada. La sociedad hace lo mismo.

Los defensores de un nuevo orden mundial citan las guerras entre las naciones como la razón para acabar con los gobiernos nacionales que compiten entre sí. La sociedad hace lo mismo.

Los promotores de un nuevo orden mundial citan la ineficacia de los gobiernos nacionales para tratar con el terrorismo internacional como la base para un gobierno global. Betel hace lo mismo.

La oligarquía detrás del nuevo orden mundial quiere desalentar a los jóvenes de obtener una educación superior. La sociedad Watchtower hace lo mismo.

Prácticamente todos los problemas sociales que enfrentan las naciones hoy en día, ya sea superpoblación, contaminación, drogas, crimen o pobreza, son utilizados por los imperialistas como la razón para eliminar las soberanías nacionales a favor de un gobierno mundial. En esto, la Watchtower parece imitar a los globalistas. Por lo tanto, podemos ver que realmente son ‘’palabras melosas’’.

Pero el mimetismo va más allá de eso y se remonta al apego que los testigos de Jehová tienen con el año 1914. ¿De qué manera?

Tenga en cuenta que a los testigos de Jehová se les ha hecho creer que Satanás creó inicialmente la Liga de Naciones como un reino falso en contraposición directa a la toma del poder por parte del Reino de Dios en 1914. Sin embargo, todo parece indicar lo contrario.

De manera impresionante, la Sociedad parece haber imitado a las naciones usando la retrospectiva para afianzar sus creencias. La enseñanza que el reino de Dios se estableció en 1914 no echó raíces sino hasta después de que Londres estableció la llamada Liga de Naciones en su esperanza por controlar al mundo. Antes de eso, la Watchtower había enseñado que la presencia de Cristo había comenzado en 1874 y que 1914 vería la ruptura y el derrocamiento de todas las naciones. Solo después de que esas expectativas se vieron frustradas, Betel formuló la doctrina del año 1914 en su forma actual.

(Nota del autor: Aunque en 1920, la Watchtower declaró que Jesús había recibido el Reino seis años antes, es decir, en 1914; nueve años después, en 1929, en el libro Prophecy, en las páginas 65-66, Rutherford reafirmó que 1874 había marcado el comienzo de la parusía. No fue hasta el 1 de diciembre de 1933 que la fecha de la segunda venida de Cristo se cambió de 1874 a 1914, ¡casi dos décadas después!)

Pero, ¿cuán razonable es que las naciones supuestamente se unieran como una sola en ese momento bajo la bandera de la ahora extinta Liga de Naciones para oponerse a Jehová y su ungido antes de que se les anunciara que Jesús había regresado de manera invisible en 1914? Dicho de otra manera, ¿es sensato suponer que los hombres falsificaron el Reino de Dios antes de que los siervos de Jehová comenzaran a predicar el mensaje de que este había comenzado a gobernar en 1914?

Por supuesto, Satanás el Diablo estaba al tanto del surgimiento del movimiento de los Estudiantes Internacionales de la Biblia y, obviamente, todo lo que sucedió se le presentó como una magnífica oportunidad de subvertir a la congregación de Cristo y hacerla servil a su aparato bestial, tal y como lo había hecho antes.

“EL PUEBLO QUE CONOCE A SU DIOS”

Sin embargo, los verdaderos testigos de Jehová también han actuado eficazmente contra el Diablo y contra el rey del norte. ¿De qué manera? El resto de los versículos 32 y 33 dice: “Y tocante a los que tienen perspicacia entre el pueblo, impartirán entendimiento a los muchos. Y ciertamente se les hará tropezar por espada y por llama, por cautiverio y por saqueo, durante [algunos] días.’’

Jesucristo dijo una vez: ” Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.’’ No hay ningún otro grupo en la tierra que haya defendido tanto la causa de la verdad como los testigos de Jehová.

A pesar de todas sus malas interpretaciones, las piedras de tropiezo de todo tipo, las expectativas no cumplidas y toda la corrupción que existe dentro de la organización, la Watchtower ha logrado impartir fe genuina en los corazones de una gran cantidad de personas receptivas. La verdad sobre Jehová y Cristo y su verdadera relación entre sí, el significado del rescate, las cuestiones de la soberanía universal de Jehová y la integridad cristiana, la intención de Jehová de destruir la gobernación de Satanás y el propósito amoroso del Creador de salvar a la humanidad y convertir la tierra en un paraíso bajo el gobierno de Jesucristo, son verdades fundamentales que han fortalecido a los testigos de Jehová para que “actúen eficazmente” contra el enemigo. La Watchtower ha impartido conocimiento espiritual vital a millones de personas en todo el mundo.

Cabe señalar que la profecía no dice específicamente que el rey del norte sea el causante directo de que los siervos de Jehová pasen por la espada y la llama o el cautiverio y el saqueo. No, esta simplemente afirma que, a pesar de los esfuerzos exitosos del rey del norte, el pueblo de Dios logrará superar los obstáculos que se encuentren ante ellos. Muchas naciones del mundo han perseguido a los testigos de Jehová, encerrándolos en cárceles, proscribiéndolos e incluso llevándolos a la muerte. Sin embargo, sin duda alguna, los testigos de Jehová han podido prevalecer porque “conocen a su Dios”.

La profecía de Daniel continúa hablando del pueblo de Jehová cuando dice: ” Pero cuando se les haga tropezar serán ayudados con un poco de ayuda; y muchos ciertamente se unirán a ellos por medio de melosidad. Y a algunos de los que tienen perspicacia se les hará tropezar, para que se haga una obra de refinación debido a ellos, y para que se haga una limpieza y para que se haga un emblanquecimiento, hasta el tiempo de[l] fin; porque es todavía para el tiempo señalado.’’

De acuerdo con su afirmación de que la Unión Soviética fue alguna vez el rey del norte, en el libro Prestemos Atención a las Profecías de Daniel, la Sociedad asigna el cumplimiento del pasaje anterior a la infiltración de varios miembros de la KBG en algunas congregaciones de la antigua URSS. La Watchtower comenta lo siguiente:

“Otros que parecieron aceptar las buenas nuevas eran, en realidad, espías al servicio de las autoridades. Un informe de cierto país dice: “Algunos de estos individuos sin escrúpulos eran comunistas declarados que, tras infiltrarse en la organización del Señor, demostraron mucho celo por la verdad e incluso accedieron a posiciones de mucha responsabilidad en la organización”.

Sin embargo, no está claro cómo los infiltrados soviéticos pudieron haber provocado una limpieza. Es más probable que aquellos ‘’de los que tienen perspicacia’’ a los que se les hace tropezar son algunos hombres con gran responsabilidad dentro de la Sociedad Watchtower; los cuales, por sus enseñanzas erróneas, hacen tropezar a otros y de esa manera establecen el escenario para un refinamiento y “emblanquecimiento” más minucioso durante el tiempo del fin.

No obstante, después de décadas de iniciar una guerra de persecución, propaganda y subversión contra el cristianismo, el rey del norte, de manera abierta, se lanza en una agresión e invade los terrenos de Jesucristo al atacar a sus hermanos ungidos en la tierra. Por esta razón, leemos en Daniel 11:31: “Y habrá brazos que se levantarán, procedentes de él; y realmente profanarán el santuario, la plaza fuerte, y removerán el [rasgo] constante. ”Y ciertamente pondrán en [el] lugar la cosa repugnante que está causando desolación.”

¿Cuáles son las “brazos que se levantarán, procedentes del” rey del norte? ¿Cuándo son profanados el santuario y la plaza fuerte? Y ¿Cuándo es removido el rasgo constante? De acuerdo a la profecía de Daniel que nos habla del rey de fiero semblante, esto ocurre durante el tiempo del fin. (El capítulo ocho del libro de Daniel se considera con más detalle en el capítulo de este libro que lleva el mismo nombre.)

En este momento, debe tenerse en cuenta la exhortación de Jesús que nos dice: ” ‘’Por lo tanto, cuando alcancen a ver la cosa repugnante que causa desolación, como se habló de ella por medio de Daniel el profeta, de pie en un lugar santo (use discernimiento el lector) ‘’. Este consejo dirige al lector principalmente a Daniel 11:31.

Al reflexionar en todo lo mencionado, llegamos a la conclusión de que, aparentemente, la profecía no está escrita en orden cronológico y secuencial de un versículo al otro, como pudimos haber pensado. Los ‘’brazos” desoladores que “se levantarán, procedentes de él”, es decir, del rey del norte, hacen referencia a la institución ya establecida de la Organización de las Naciones Unidas, que servirá como el futuro desolador del lugar santo.

Daniel predice que tanto el rey del norte como del sur “pondrán en su lugar la cosa repugnante que está causando desolación”. Esto armoniza con la profecía de libro de Revelación, que nos dice que una entidad de dos cuernos – la cual representa al dúo angloamericano resucitado – da vida a la imagen idolátrica inanimada de la bestia política de Satanás. Pero, aunque que las Naciones Unidas parecen ser una creación angloamericana, todo está en consonancia con el objetivo de la oligarquía financiera de crear un imperio mundial, y, por lo tanto, el plan se origina en la mente del rey del norte. 

Habiendo presentado las dimensiones históricas de la confrontación en curso entre dos sistemas hostiles que se han fusionado en lo que ahora es la potencia mundial dual angloamericana, es hora de considerar qué ocurrirá durante el tiempo del fin.

“Y EN EL TIEMPO DEL FIN… UN EMPUJE”

Durante el tiempo del fin, el prolongado conflicto entre el rey del norte y el rey del sur alcanza su clímax, lo cual finalmente lleva al rey del norte a enfrentarse con el arcángel Miguel. Aunque el rey del sur es quien inicia el empuje contra su némesis imperial, es el rey del norte quien responde con una fuerza abrumadora. El ángel relata los detalles de este impactante acontecimiento: Y en el tiempo de[l] fin el rey del sur se envolverá con él en un empuje, y contra él el rey del norte se lanzará como tempestad con carros y con hombres de a caballo y con muchas naves; y ciertamente entrará en los países e inundará y pasará adelante. Él también realmente entrará en la tierra de la Decoración, y habrá muchas [tierras] a las que se hará tropezar. Pero estas son las que escaparán de su mano: Edom y Moab y la parte principal de los hijos de Ammón. Y seguirá alargando su mano contra los países; y en lo que respecta a la tierra de Egipto, no resultará ser una que escape.  Y él verdaderamente gobernará sobre los tesoros escondidos del oro y la plata y sobre todas las cosas deseables de Egipto. Y los libios y los etíopes irán en sus pasos.’’

Ya hemos visto en otros capítulos que no es cierto que el tiempo del fin haya comenzado en 1914. Siendo así, eso significa que todo lo destinado a cumplirse en la parte final de los días aún no ha ocurrido. Y ya que el rollo de Daniel está sellado hasta el tiempo del fin, eso significa que, paradójicamente, no es posible prever exactamente cómo se desarrollarán los eventos futuros. Sin embargo, una cosa es cierta: el rey del sur será subyugado y las implicaciones de su derrota serán profundas. Es por eso que es un solo rey, el rey del norte, quien llega a su fin sin nadie que lo pueda ayudar.

Sin embargo, la realidad del éxito del rey del norte es ignorada voluntaria o involuntariamente por los videntes de Betel. En la parte final del capítulo 16 del libro Prestemos Atención se nos dice lo siguiente:

“El rey del norte no dirige su campaña final contra el rey del sur, y, por tanto, no llega a su fin a manos de su gran rival. El rey del sur tampoco será aniquilado por el rey del norte, sino que será destruido “sin mano” humana, es decir, por el Reino de Dios”.

Es cierto que el rey del sur no es destruido por el rey del norte. Sin embargo, nos podríamos preguntar lo siguiente: ¿por qué no se menciona al rey del sur en la confrontación final con Miguel? Seguramente, este no es un detalle intrascendente. Tenga en cuenta lo que se dice acerca del rey del norte: “Tendrá éxito hasta que la denunciación haya llegado a su fin …”

Dado que Egipto fue el original rey del sur, en esta profecía, “Egipto” representa al rey del sur durante el tiempo del fin. Por lo tanto, el rey del sur “no escapará” de las manos del rey del norte. Para entender mejor lo que se presenta en el capítulo 11 de Daniel con respecto al tiempo del fin, es necesario considerar el versículo de apertura, donde encontramos las palabras pronunciadas por el ángel que relató la profecía: “Y en cuanto a mí, en el primer año de Darío el medo me puse de pie como fortalecedor y como plaza fuerte para él. Y ahora lo que es verdad te informaré…’’

Tal como nos dice el libro de Proverbios, ‘’el corazón de un rey es como corrientes de agua en la mano de Jehová’’ y él puede dirigirlas a donde Él lo considere conveniente. Por lo tanto, aunque el Imperio Persa fue una expresión del gobierno de Satanás, tal como lo han sido los reinos griego, romano y angloamericano que lo han sucedido, Dios puede utilizarlos para cumplir un aspecto particular de su propósito. El apóstol Pablo hablo de esto indirectamente cuando dijo que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de los que lo aman.

En vista del hecho de que los Estados Unidos han servido como una fortaleza contra la opresión religiosa y han brindado un clima económico próspero en el que la obra mundial de los testigos de Jehová ha prosperado hasta ahora, es evidente que Dios ha bendecido a esta nación, tal como lo expresan los patriotas.

Sin embargo, el tiempo del fin cambiará todo. Aunque la Watchtower ha estado aislada de las dos grandes guerras que destruyeron Europa, durante el tiempo del fin la organización será saqueada. El diluvio tiránico iniciado por el rey del norte barrerá muchas tierras, incluyendo la propiedad especial de Dios, tal como leemos Daniel 11:41: ‘’Él también realmente entrará en la tierra de la Decoración, y habrá muchas [tierras] a las que se hará tropezar.’’

Los imperios del pasado han prosperado al saquear a las naciones. Y hablando específicamente de los imperios de tiempos bíblicos, cada uno saqueó al pueblo de Dios de diferentes maneras. Sin embargo, en tiempos pasados, los saqueadores estaban limitados a obtener aquello que pudieran conseguir con su poder muscular. No obstante, en tiempos modernos, las máquinas han eliminado todas las limitaciones. Obviamente, las naciones poseen un arsenal asombroso de máquinas de guerra, pero la guerra abierta no es el único medio a su disposición. Las naciones ya están involucradas en una guerra financiera y económica, sin mencionar las guerras cibernéticas.

El aparato financiero de Wall Street, que en realidad es solo una extensión del imperio de los banqueros de Londres, es depredador por naturaleza. Y esto es particularmente cierto con respecto a los exóticos nuevos esquemas financieros de los últimos años. Tal como se ha demostrado, los banqueros tienen el poder de saquear y despojar al mundo a escala masiva y poner a las naciones de rodillas. Las únicas entidades suficientemente poderosas para prevenirlo son los gobiernos nacionales; pero los legisladores y perros guardianes han sido seducidos y corrompidos por los astutos poderes del dinero.

Tal como veremos en los siguientes capítulos, el cartel bancario se verá obligado en algún momento del futuro a confiscar el dinero de los depositantes en lo que se conoce como un Bail-in. Probablemente exigirán que se les devuelva lo que hayan prestado y se quedarán con todo aquello que haya servido como un respaldo de sus préstamos. Dado que las naciones soberanas se encuentran entre los deudores más grandes y debido a que los Estados Unidos es la nación más endeudada de la historia, los bancos básicamente serán los dueños de las naciones. Este hecho no es tan descabellado ya que lo podemos ver reflejado en la situación actual de Grecia y de esta manera, el rey del norte “verdaderamente gobernará sobre los tesoros escondidos del oro y la plata y sobre todas las cosas deseables de Egipto.”